Al Serraj pide al general Haftar que retire las tropas para la tregua en Libia

Agencia EFE

Roma, 11 ene (EFE).- El líder del Gobierno de Libia reconocido por la ONU, Fayez al Serraj, puso como condición para llegar a una tregua que el mariscal rebelde Jalifa Hafter retire las tropas que asedian Tripoli, según dijo tras reunirse este sábado con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

"El ataque que se ha llevado a cabo nos empuja a participar en estas actividades de guerra que consideramos como un derecho de defensa", expresó Al Serraj en una rueda de prensa conjunta con Conte en Roma.

El líder del Gobierno reconocido por la ONU agregó que dan "la bienvenida a las iniciativas de Rusia y Turquía para declarar el alto el fuego", pero puso como condición "que haya una retirada de la facción opositora que ataca".

"Pero esa facción no parece estar disponible para esto, porque tiene otro modus operandi. No puede suceder sin la retirada del atacante Haftar, en quien no confiamos", agregó.

Rusia y Turquía pidieron un alto el fuego en Libia, en cuya guerra civil apoyan a bandos distintos, que debería entrar en vigor a partir de la medianoche del domingo, pero que parece haber fracasado, según las palabras de El Serraj.

Por su parte Conte explicó que es necesario detener "la interferencia externa" y que Italia "no tiene otro objetivo que el cese y el fuego para garantizar el bienestar y la prosperidad del pueblo libio. No tenemos agendas ocultas".

Según el primer ministro italiano, "la intervención de la Unión Europea es la máxima garantía que se puede ofrecer hoy a la autonomía del pueblo libio".

Conte anunció que en los próximos días seguirá trabajando para mediar en el conflicto en Libia y el lunes viajará a Turquía y el martes a Egipto, así como mantendrá conversaciones telefónicas con los varios líderes implicados.

El Serraj llegó este sábado a Roma para reunirse con Conte tras haber cancelado su encuentro al saber que el mandatario había recibido al mariscal rebelde Jalifa Hafter ese mismo día..

La reunión se produce después de que Conte instase el pasado miércoles a Hafter, el hombre fuerte del este de Libia, que ha comenzado una ofensiva para conquistar la capital, a que renuncie "a la opción militar".

Según los medios de comunicación italianos, Al Serraj canceló su encuentro con Conte resentido porque el primer ministro recibió como primer interlocutor al mariscal.

Lo que le valió duras críticas a Conte por parte de la oposición que le acusó de haber conducido de manera equivocada la negociación para conseguir la paz en Libia, donde Italia tiene numerosos intereses como la masiva presencia de la petrolera ENI o la gestión de la migración.

El ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha defendido como una verdadera "prioridad" para Italia la estabilidad de Libia, sumida en el caos y en la guerra desde la caída del dictador Muamar al Gadafi, en 2011.

Italia además mantiene una misión militar en apoyo al Gobierno de Trípoli desde enero de 2018 y el Estado Mayor de la Defensa aseguró este miércoles su continuidad, después de que algunos medios hayan informado sobre una posible retirada italiana.

(c) Agencia EFE