Una serie de tornados dejan una estela de destrucción a su paso por Mississippi y Alabama

Casas, granjas, árboles y autos quedaron destruidos tras el paso de los colosales torbellinos. El servicio meteorológico advierte que se esperan además vientos huracanados y granizo de gran tamaño, poniendo a más de 30 millones de personas en alerta.