'Ratched' de Netflix mostrará a la infame enfermera de 'Alguien voló sobre el nido del cuco' más villana todavía

Valeria Martínez
·6  min de lectura

Netflix se adentra en una de las historias más clásicas del cine con Ratched, una serie que contará de 8 episodios y servirá como precuela a una de las grandes películas de Miloš Forman, Alguien voló sobre el nido del cuco. En esta ocasión, la trama se remontará a finales de los años 40s para mostrarnos los orígenes de la infame enfermera que lideraba con mano firme el hospital psiquiátrico donde se internaba el personaje de Jack Nicholson.

Ratched es la nueva serie que Ryan Murphy se saca de la galera como parte de su millonario acuerdo con el gigante streaming después del lanzamiento de Hollywood hace unos meses, y con su actriz fetiche, Sarah Paulson, como la legendaria enfermera. Y a juzgar por el tráiler estrenado recientemente, podríamos estar ante uno de los próximos fenómenos de la plataforma. Eso sí, esta versión parece diferir muchísimo de la que vimos en la película ganadora del Óscar.

El adelanto parece tocar todos los géneros en casi tres minutos. Y es que así son las creaciones de Ryan Murphy quien, por lo visto, ha dado rienda suelta a todo el colorido habitual de sus series, con la ostentación de sus vestuarios, los momentos de musical y secuencias tele novelescamente bizarras pero con ese toque de terror que tanto le caracteriza. Y es que si bien por momentos Ratched parece recordarnos a la belleza visual de Hollywood, en realidad a mí me recuerda mucho más a la segunda temporada de American Horror Story, la que se titulaba Asylum. La mejor de todas. Aquella que transcurría en un hospital psiquiátrico con otra mujer dura llevando el mando, la monja que interpretaba Jessica Lange. No solo comparten escenario sino también momentos musicales, coloridos y terror. Todo en uno.

¿Pero quién era Ratched? Pues vayamos por el principio. Ken Kesey publicó la novela de Alguien voló sobre el nido del cuco en 1962, inspirado por los profundos cambios en la forma en que se abordaba la psiquiatría en EEUU cuando comenzó el movimiento hacia la desinstitucionalización. Además, el autor había trabajado como ordenanza en un centro de salud mental en California, donde no solo tenía contacto con los pacientes sino que también había sido testigo de las tácticas de la institución, siendo voluntario de pruebas con drogas psicoactivas, incluyendo LSD, como parte de un proyecto llamado MKUltra.

La novela servía como un estudio de la institucionalización de la mente del ser humano mientras servía como homenaje a los principios individuales. Y como su historia se refiere constantemente a diferentes autoridades que controlan a las personas a través de métodos sutiles, en el centro de esta idea estaba Ratched, una enfermera tirana que ejercía control total sobre los pacientes y subordinados.

Sarah Paulson en 'Ratched' (© 2020 Netflix, Inc.) y Louise Fletcher en 'Alguien voló sobre el nido del cuco' (© 1975 - Warner Bros. Entertainment)
Sarah Paulson en 'Ratched' (© 2020 Netflix, Inc.) y Louise Fletcher en 'Alguien voló sobre el nido del cuco' (© 1975 - Warner Bros. Entertainment)

En las páginas de la novela, Ratched era una verdadera villana, una mujer peligrosa con fines manipuladores. Sin embargo, el recuerdo cinematográfico que tenemos de ella es un tanto diferente, dado que Milos Forman fue más sutil con su mensaje en la adaptacion que hizo de la novela en 1975. El papel fue interpretado por Louise Fletcher, quien ganó el Óscar a mejor actriz por su trabajo, mostrándonos a una enfermera de mano dura pero que mantenía su liderazgo con una faceta menos villanesca, voz pausada y mucha paciencia. En realidad era una maestra de la manipulación pero, en la película, por momentos pasa como una mujer que simplemente tiene un trabajo muy difícil.

Si hacemos memoria, Alguien voló sobre el nido del cuco -que Forman rodó en un psiquiátrico real de Oregon- contaba la historia de Randle Parick McMurphy (Jack Nicholson), un preso que fingía locura con tal de cumplir su sentencia en un hospital psiquiátrico evitando así el trabajo en prisión. Ingenuo y convencido de que sería una estadía breve donde podría campar a sus anchas, se topa con una realidad diferente. Allí trabaja la enfermera Ratched, quien lidera el lugar con autoridad y prácticamente sin control médico. Pero la desafiante actitud de McMurphy, incentivando al resto de pacientes a rebelarse, liderando apuestas o llevándolos de pesca sin supervisión, genera una lucha de poderes entre él y la enfermera que solo puede terminar en tragedia.

¿Era Ratched un monstruo como nos mostrará la serie de Netlix? Pues en los dos primeros actos de la película, no. Por momentos incluso parece demasiado paciente dada la situación que debe manejar todos los días controlando pacientes psiquiátricos. Pero todo cambia cuando McMurphy logra dar una fiesta la noche que pretende escapar, ayudando a que uno de los pacientes, un joven que vive en un estado infantil regresivo llamado Billy, pierda la virginidad con una de las prostitutas que logra escurrir en el hospital. Pero antes de escapar se queda dormido, siendo descubiertos por Ratched y su equipo. Cerca del final, Billy sufre una crisis nerviosa cuando Ratched lo amenaza con contar a su madre lo que hizo, llevándolo a que se suicide cortándose la garganta. McMurphy reacciona con rabia lanzándose encima de la enfermera, intentando estrangularla hasta que es detenido.

Y es aquí, en el final, que la novela y la película difieren. Si bien terminan idénticas con el trágico final del personaje de Jack Nicholson, en el largometraje Ratched se está recuperando del ataque y vuelve al trabajo sin problemas mientras McMurphy es sometido a una lobotomía. Pero en el libro, la crítica hacia la institucionalización es más directa. McMurphy sufre el mismo desenlace, pero el ataque a la enfermera la deja sin habla, quitándole el poder que tenía para intimidar a sus pacientes, subordinados y superiores.

Imagen promocional de 'Ratched' (© 2020 Netflix, Inc.)
Imagen promocional de 'Ratched' (© 2020 Netflix, Inc.)

Si bien Louise Fletcher dejó huella en el cine con aquel personaje -incluso fue la tercera actriz de la historia que logró ganar el Óscar, el Bafta y el Globo de Oro por la misma actuación después de Audrey Hepburn y Liza Minnelli- personalmente estoy convencida de que la serie logrará imponerse entre la gran oferta del streaming gracias a contar con una actriz tan camaleónica como Sarah Paulson. Y es que esta tremenda actriz nunca nos ha dejado indiferentes a lo largo de todos sus trabajos con Ryan Murphy, como fueron las ocho temporadas de American Horror Story y su magnífica interpretación en la docuserie dramatizada American Crime Story: el pueblo contra O.J. Simpson. Además la han rodeado de un plantel de lujo formado por figuras como Sharon Stone y Cynthia Nixon.

Dado que la película es más sutil, parece que la serie de Netflix podría ser más fiel a la imagen de la enfermera que crea la novela original, mostrando los orígenes de un personaje con tendencias despiadadas. Una verdadera tirana de la ficción. Incluso ya podemos ver escenas mostrando sus artimañanas, manipulando a quien se cruza en su camino. Sin embargo, es probable que el colorido de Ryan Murphy y la visión tan evidente malvada que parece englobar la serie no termine de gustar a los amantes del clásico cinematográfico. Tendremos que esperar hasta el 18 de septiembre para salir de dudas.

Milos Forman ganó cinco premios Óscar en 1976 a mejor película, director, guion adaptado, actor y actriz. Es decir, Netflix, Murphy y Paulson tienen zapatos difíciles que llenar, pero a juzgar por el primer adelanto podrían ir bien encaminados.

Más historias que te pueden interesar: