La serie mexicana “Madre solo hay dos” quedó en medio de una polémica sobre los modelos de crianza

·2  min de lectura
Una asociación mexicana denuncio en sus redes sociales que la producción de Netflix refuerza las conductas de obstrucción de vínculos y justifica la salida de un padre de la vida de los hijos
Una asociación mexicana denuncio en sus redes sociales que la producción de Netflix refuerza las conductas de obstrucción de vínculos y justifica la salida de un padre de la vida de los hijos

Por considerar que promueve conceptos equivocados sobre la maternidad y las relaciones de pareja, el colectivo mexicano 1000 pelotas para ti se pronunció en contra de la serie Madre sólo hay dos, protagonizada por Ludwika Paleta y Paulina Goto.

El Dipy contraatacó después de la polémica por la carne: “Dicen que fue un error, no tienen cara”

En el comunicado que compartieron a través de sus redes sociales, el grupo señala que la producción de Netflix “refuerza las conductas de obstrucción de vínculos” y “justifica la salida de un padre de la vida de los hijos, por la herida de una madre”.

“Se presenta como algo no sólo válido, sino legítimo, lo cual está gravemente equivocado”, señalaron.

“Como agrupación promovemos que si bien los matrimonios, concubinatos, y relaciones se terminan, la relación con los hijos es muy aparte, se divorcian los padres, no los hijos de sus padres. Esto es fundamental para lograr tener una justicia equilibrada”, aseguraron.

La serie sigue la historia de dos madres que dan a luz el mismo día y por error de una enfermera sus bebés son intercambiados; un par de meses después cuando descubren el error, cada una recupera a su hija pero la crianza se les complica a ambas.

“Estoy impecable”, asegura Fernando Burlando en un video desde su internación

“Conocemos de antemano que las ficciones son un juego, y un gancho para la creación de contenidos en series de televisión, y películas para atrapar audiencias, crear conflicto. Sin embargo consideramos que la situación que afecta en general a las familias de México, y del mundo, es una desigualdad, y una injusticia que queda manifiesta en la gran cantidad de juzgados familiares que dirimen casos sobre las custodias y cuidados de niños, niñas y adolescentes”, expresaron en el comunicado.

El colectivo señala además que en México todavía se vive un sesgo muy marcado para favorecer a la mujer, “desprotegiendo los derechos de los menores a la convivencia con sus progenitores”, por ello explican que los conceptos que se tratan no ayudan.

En el boletín publicado en la página oficial del colectivo, citan además el artículo 282, Apartado B, Fracción II, párrafo tercero del Código Civil de la Ciudad de México, que establecía que “en los juicios de divorcio la guarda y custodia provisional debía otorgarse de manera automática a la madre, siempre que los hijos fueran menores de 12 años” y que fue derogado.

Luciana Geuna, con Covid-19 y aislada con su familia: “Lo que viene con el virus es vulnerabilidad”

“Madre Sólo Hay dos (no sólo) reafirma estereotipos nocivos de género en relación a la maternidad, sino que profundiza el rol de mujer-madre, e impide erradicar la concepción de una maternidad mal entendida. Como si el hecho de ser madre le da un derecho supremo en la vida del hijo incluso, le da el derecho de decidir sobre la presencia de este en la vida del hijo. Lo cual es sumamente lamentable”, concluyeron.