Sergio Massa explicó qué quiso decir Pepe Mujica cuando habló de "100 mil cagadores argentinos"

LA NACION

El presidente de la Cámara de Diputados le dio la razón al exmandatario uruguayo

Luego de la polémica generada ayer por las declaraciones del expresidente uruguayo José "Pepe" Mujica, que cuestionó la propuesta del presidente electo Luis Lacalle Pou para radicar 100 mil argentinos en Uruguay, a los que tildó de "cagadores", Sergio Massa se metió en el tema y le dio la razón al exmandatario.

"El planteo de eludir las obligaciones ante la AFIP cambiando el domicilio a Uruguay hace que la calificación de Mujica para esos argentinos valga, están evitando pagar impuestos en la Argentina", declaró en el programa Intratables del canal América.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados por el Frente de Todos explicó que el planteo que hizo Mujica "sobreviene a lo que planteó el presidente Alberto Fernández, que dijo que a Uruguay le había costado mucho tiempo sacarse de encima el mote de paraíso fiscal y que esta era una invitación a volver a eso".

"Si no, pareciera que una mañana Pepe se levantó y se enojó con cien mil argentinos", agregó Massa.

Qué pasó

Ayer, el diario El Observador publicó las fuertes declaraciones del expresidente uruguayo, que dijo: "En vez de traer 100 mil cagadores argentinos preocupémonos de que los nuestros inviertan acá".

Así criticó el plan de Lacalle Pou, quien asumirá en marzo y quien planea facilitar las regulaciones sobre residencia legal y fiscal para promover la radicación de argentinos de alto poder adquisitivo. "Tenemos unos 24 mil millones de dólares desparramados por el mundo. ¿Por qué no intentamos que una parte de esa plata venga para el país?", insistió Mujica.

La propuesta del conservador Lacalle Pou, que asumirá la presidencia el 1 de marzo luego de imponerse en las elecciones de noviembre, ya había sido cuestionada por otros dirigentes del Frente Amplio, según lo publicado por la agencia Télam. El presidente Tabaré Vázquez, uno de ellos, lamentó que propongan "retroceder a tiempos que Uruguay superó hace bastante, suscribiendo a tratados internacionales de intercambio de información y lavado de activos".