Sergio Massa: la polémica con Aysa, Nisman, paritarias y otras definiciones

LA NACION

El dirigente del Frente de Todos fustigó a los funcionarios de la gestión anterior que mantienen sus cargos.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, volvió a arremeter contra la gestión saliente de Mauricio Macri. En este caso puntualizó en los funcionarios de distintos organismos del Estado que continúan en sus cargos a pesar de haber asumido la nueva gestión de Alberto Fernández. También dio definiciones sobre el fiscalAlberto Nisman a cinco años de su muerte, las paritarias y la situación del expresidente Evo Morales.

"En condición de ocupas, se quedan en los cargos sin renunciar, esperando que los echen y les paguen la doble indemnización. A los que son cómplices del fracaso de Macri, les pido que tengan la dignidad de renunciar", dijo Massa sobre las autoridades macristas que continúan en funciones. El diputado puntualizó que encontraron esta situación en distintas oficinas estatales como Aysa, Anses, Ferrocarriles Argentinos y el Consejo Nacional de las Artes, entre otras. En el caso de la empresa de aguas, que conduce Malena Galmarini, esposa de Massa, el tigrense describió casos irregulares en el funcionamiento de la compañía. "Aysa invitaba a periodistas a la cancha de Boca y tenía una flota de más de 3000 celulares", dijo en declaraciones a Radio La Red y agregó: "Es como que los Ceos se apropiaron del Estado".

Nisman

A cinco años de la muerte del fiscal Alberto Nisman, Massa la describió como "una herida abierta, como los atentados a la Embajada de Israel y a la sede de AMIA, que la Argentina debe cerrar", y se mostró confiado en la tarea de Alberto Fernández para este fin: "Veo al Presidente comprometido con que esas causas se esclarezcan".

"Intuitivamente no creo en el suicidio de Nisman. No parecía que la actitud que tenía antes de su fallecimiento fuese de una persona que se iba a suicidar. Creo en el homicidio o el suicidio inducido", indicó Massa.

Paritarias e inflación

Consultado sobre si son compatibles las paritarias libres con los acuerdos de precios por debajo de la inflación, el dirigente remarcó que "no son contradictorios" y que "el desafío de este año es la recuperación de compra del salario en el marco de un acuerdo de precios y salarios. Se trata de mejorarlo lentamente, no de una manera mágica". Y acusó a un grupo de empresarios de condicionar los precios de la canasta básica. "Hay empresarios avivados, dos o tres grupos de empresas que manejan el 70% de los productos de la canasta de los trabajadores y jubilados".

Massa se mostró confiado en las proyecciones inflacionarias. "Vamos camino a la reducción de la inflación que se ve reflejada en la baja de la tasa de interés. Vamos a un año de reducción de inflación, en el marco del Acuerdo de Precios y Salarios, de la Ley de Góndolas, de Precios Cuidados, de recuperación de poder de compra del salario y de las jubilaciones, sin expansión de la base monetaria", explicó.

Bolivia y Venezuela

El dirigente del Frente Renovador dio definiciones de política regional, puntualizando sobre Venezuela y Bolivia. A partir de la presión de Juntos por el Cambio para expulsar a Evo Morales por sus polémicas declaraciones sobre la creación de milicias en Bolivia, Massa negó esta posibilidad. Sin embargo, confirmó que "la Cancillería le pidió a Morales que sea prudente con sus declaraciones". Y para reafirmar la posición del gobierno argentino sobre el país vecino y la condición de refugiado político del expresidente Morales dijo: "En Bolivia hubo un golpe de estado. Es bueno que la Argentina le abra los brazos a los que son víctimas de golpes".

Sobre el país caribeño, el diputado expresó una posición distante a la de sus aliados en el Frente de Todos. "Cuando hablamos de Venezuela hablamos de un Gobierno que no respeta las normas democráticas, que persigue opositores. Mucha gente terminó presa por representar ideas distintas a las del Gobierno".

Sesiones extraordinarias

"Va a haber sesiones extraordinarias", confirmo Massa y dijo que "algunos de los temas a tratar van a ser la reforma judicial y la eliminación de los privilegios en los regímenes de jueces y embajadores". Sobre el segundo tema, indicó que las jubilaciones de privilegio cuestan cada una 100.000 pesos por mes y que quienes las cobran son jubilados que bordean los "180 a 300 mil pesos por mes cuando el 80% de los jubilados recibe la mínima". Y agregó: "Los regímenes especiales son el 18% del gasto jubilatorio".