Massa asume como ministro de Economía de Argentina y se compromete a reducir déficit fiscal

·4  min de lectura

Sergio Massa asumió este miércoles como nuevo y poderoso ministro de Economía de Argentina, y ratificó la meta de reducción del déficit fiscal acordada con el FMI, organismo con el cual sostuvo una reunión "productiva", al tiempo que se comprometió a combatir una inflación desbordada.

"Vamos a cumplir con la meta de 2,5% de déficit fiscal primario (ndlr: antes del pago de intereses de deuda). Vamos a hacer todas las correcciones necesarias para cumplir con la palabra", dijo Massa en su primera conferencia de prensa tras ser juramentado por el presidente Alberto Fernández.

La reducción del déficit de las finanzas públicas -el rojo en 2021 fue equivalente a 3% del PIB- fue comprometida por Argentina en un acuerdo crediticio por 44.000 millones de dólares suscrito este año con el FMI. Las metas implican también la baja del déficit a 1,9% del PIB en 2023 y a 0,9% en 2024.

"Tuvimos una primera reunión con el FMI, productiva, para continuar con los desembolsos previstos" en el programa, declaró el ministro.

Massa enfatizó que el gobierno abandonará el recurso a la emisión monetaria para cerrar la brecha de las finanzas públicas, un mecanismo que debilita el peso y atiza la inflación.

"No le vamos a pedir más plata de emisión al Banco Central", afirmó, luego de semanas de ensanchamiento de la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, informal o 'blue' (139 pesos por dólar y 298 pesos por dólar, respectivamente)

- "Fábrica de pobreza" -

El ministro prometió combatir la inflación, "la mayor fábrica de pobreza" de un país, dijo.

Argentina registra uno de los índices de inflación más elevados del mundo, con 36,2% en el primer semestre de 2022. La pobreza alcanza al 37% de sus 47 millones de habitantes.

"La inflación es uno de los temas principales a combatir. El mes que termina (julio) y el que empieza (agosto) van a ser los más difíciles en cuanto a inflación, y a partir de ahí vamos a ir recorriendo una curva descendente", ofreció.

"Tenemos que resolver esta doble cara de Argentina que crece al 6% anual y genera empleo, pero que tiene una enorme falta de confianza en su moneda, desorden del gasto, brechas de inversión pública y una enorme injusticia en la distribución del ingreso", enfatizó.

Massa, un abogado de 50 años que acaba de dejar la presidencia de la Cámara de Diputados, concentra bajo su mando la fusión de tres carteras: Economía, Desarrollo Productivo, y Agricultura y Ganadería.

Pero ante quienes lo llaman 'súper ministro' advirtió: "No soy 'supernada', ni mago, ni salvador. Vengo a trabajar de manera muy comprometida".

Su alto perfil político y su peso dentro de la coalición gobernante Frente de Todos (peronismo de centro-izquierda) le valió el apoyo de Fernández y de la vicepresidenta Cristina Kirchner, cuyos desencuentros de los últimos meses con el mandatario habían creado turbulencias en la economía.

"Se necesitaba una figura fuerte que pueda transmitirle a la sociedad y a los agentes económicos cosas que se consensúen", opinó a la AFP Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina.

- En busca de fondos -

Massa reemplaza a la economista Silvina Batakis, que no alcanzó a cumplir un mes en el cargo. Esta funcionaria había asumido de urgencia tras la renuncia intempestiva de Martín Guzmán, el artífice de la refinanciación de la deuda y quien se desempeñó como ministro de Economía desde la asunción de Fernández en diciembre de 2019.

El ministro enfrenta otro desafío central: aumentar las menguadas reservas internacionales disponibles, que según los analistas se encuentran en niveles críticos.

Para lograrlo, Massa anunció un acuerdo con los exportadores para adelantar ventas y que ingresen al Banco Central unos 5.000 millones de dólares en 60 días.

Para Víctor Beker, director del Centro de estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano, los anuncios "son importantes, van en la dirección correcta, pero quedaron por debajo de las expectativas".

"Estamos aún lejos de tener un plan económico integral, lejos de tener respuestas sobre cómo se va a combatir la inflación, ni cómo va a funcionar el mercado cambiario", explicó Beker a la AFP.

El plan de Massa para hacer despegar la economía argentina, la tercera de América Latina, incluye una mayor explotación de recursos energéticos, así como del litio, y potenciar la producción agropecuaria, principal fuente de divisas del país.

nn/ls/mr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.