Sergio Gómez, 12 años de un crimen que cimbró al regional mexicano

A comienzos de este diciembre, se cumplieron 12 años del asesinato de Sergio Gómez, vocalista del grupo K-Paz de la Sierra. La noche del 1 de diciembre de 2007, fue interceptado a la salida de un concierto y, tres días después, su cuerpo fue hallado en una carretera y con marcadas señales de tortura.

En aquel momento, un género conocido como pasito duranguense estaba en su apogeo. Y uno de sus mayores exponentes era el grupo K-Paz de la Sierra, que realizaba giras por todo México y Estados Unidos.

En diciembre de 2007, la agrupación se presentó en el Estadio Morelos de Morelia, Michoacán. Al día siguiente, tenían una presentación en Puerto Vallarta, por lo que debían viajar en carretera durante la noche hacia Jalisco.

El grupo y su equipo de producción se trasladaron en varias camionetas. Sergio Gómez, de 35 años, y dos personas más viajaban en una. Pero en el camino, seis vehículos los interceptaron con el argumento de realizar una inspección, haciéndose pasar por agentes federales.

También te puede interesar: Víctimas de asesinato en la música grupera

Ahí, identificaron la camioneta en la que viajaba el cantante y se lo llevaron junto a las dos personas que lo acompañaban: los empresarios Víctor Hugo Sánchez y Javier Rivera. Horas más tarde, ambos fueron liberados. Pero Sergio seguía sin aparecer.

El 3 de diciembre, la policía encontró su cuerpo en una carretera de Chiquimitío, a 10 kilómetros al noreste de Morelia. Y al examinarlo, notaron que había sido golpeado, torturado, estrangulado e incluso presentaba quemaduras en los genitales.

Los rumores sobre el asesinato

Desde que se dio a conocer la noticia de su asesinato, comenzaron a surgir rumores sobre qué fue lo que sucedió y quién estaba detrás de lo ocurrido. Circularon varias versiones.

Una de ellas era que K-Paz de la Sierra no habría pagado el ‘derecho de piso’ solicitado por algunas de las agrupaciones delictivas que operaban en Michoacán en aquel momento.

Otra versión apunta a que la organización criminal ‘La Familia Michoacana’ quizá estuvo involucrada. Sergio Gómez habría recibido amenazas de Nazario Moreno González ‘El Chayo’, el entonces líder del cartel. La razón: el grupo musical habría hecho una presentación en vivo ante ‘Los Zetas’, rivales de ‘La Familia Michoacana’.

Pero la versión que más circuló en los medios aludía a un crimen pasional. Gómez podría haber mantenido una relación sentimental con la pareja de algún poderoso capo de Michoacán. De ahí que el cuerpo del cantante presentara quemaduras en las áreas genitales.

También te puede interesar: Paquita la del Barrio continúa vigente, pero con problemas

¿El cantante lo presentía?

Se sabe que, días antes del asesinato, Sergio ya había recibido algunas amenazas vía telefónica. Sin embargo, el líder del grupo las habría ignorado y decidió únicamente reforzar su seguridad. Y tenía problemas para relacionarse con la fama. “De pronto, nos dimos cuenta que la carrera nos manejó a nosotros y no nosotros a la carrera”, comentó Rafael Solís, uno de los integrantes de K-Paz de la Sierra.

Y agregó: “Cuando estás en la cima, te llegan las tentaciones y las malas compañías. Pero desgraciadamente te das cuenta de eso cuando ya estás abajo, esos ‘amigos’ que te adoraban ya no existen”.

A decir de Solís, con el éxito masivo, el vocalista de K-Paz de la Sierra ya no era el de antes. “Recuerdo que andaba por ahí una muchachita detrás de Sergio y no se la quitaba de encima y nosotros sabíamos que lo único que lograría sería meterlo en problemas”.

Los cambios llegaron a tal grado, que Sergio ya no escuchaba a sus compañeros, ni comía ni viajaba con ellos. De ahí que, la noche en que se lo llevaron, él iba solo junto a los empresarios.

Sin embargo, en su último concierto, algo le llamó la atención a Rafael. “Ya hablábamos poco, la situación con Sergio ya era diferente. Pero antes de ir a Michoacán, me comentó que algo no estaba bien, que temía por su vida, pero no me dijo los motivos”.

Humberto Durán, otro de los integrantes del grupo, confirmó esta misma versión. “Antes de subir al escenario de Morelia, Sergio me dijo que se sentía raro y bastante nervioso. Y me dijo: ‘¿Sabes algo? Si muero moriré feliz porque llevé a K-Paz de la Sierra hasta donde he querido’.

El resto es historia. Y en cada aniversario surgen versiones que reafirman el mito en torno al fallecido intérprete. De hecho, se hizo viral un momento ocurrido durante el funeral, justo cuando levantan el ataúd y se muestra el rostro del cantante. Algunos usuarios señalaron que parece que de pronto abre los ojos.

Sergio Gómez fue de los primeros de una serie de atentados ocurridos a varias figuras del regional mexicano. Un año antes, en 2006, fue noticia el asesinato de Valentín Elizalde, a la salida de un palenque, en Tamaulipas. Para 2010, se registraron las muertes de Fabián Ortega Piñón ‘El halcón de la sierra’ y Sergio Vega ‘El Shaka’, y a la lista se fueron sumando figuras como Diego Rivas, José ‘El travieso’ Quintero, los integrantes de La Quinta Banda, Zaida Peña Arjona (vocalista de Zaida y los culpables) y Tito Torbellino. ¿Qué más se irá revelando en torno al asesinado de quien fuera el líder de K-Paz de la Sierra?

@braham_MV