Sergio Berni volvió a despegarse del Frente de Todos y habló de una “pérdida rotunda” en las elecciones

·2  min de lectura
El ministro Sergio Berni junto al gobernador Axel Kicillof
Prensa PBA

Pasaron las elecciones y sin embargo el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, continúa despegándose de las definiciones del Frente de Todos, pese a que de momento confirmó que se mantendrá en su cargo. Mientras que en el oficialismo se tomó el resultado de las generales con optimismo -amparados más que nada en la remontada bonaerense-, el funcionario del gabinete de Axel Kicillof habló hoy de una “pérdida rotunda” y tensó aún más la relación con el presidente Alberto Fernández. Dijo que “no le cree” al mandatario cuando llama a una PASO para las presidenciales de 2023.

“Yo creo que fue una pérdida rotunda y tiene que ver con cuestiones de forma, más que de fondo”, consideró en Radio La Red Berni en cuanto al resultado de los comicios del domingo 14 de noviembre. Ese día el Frente de Todos quedó ocho puntos abajo de Juntos por el Cambio a nivel nacional y Victoria Tolosa Paz cosechó 38,53% de los sufragios en territorio bonaerense, contra 39,81% del opositor Diego Santilli.

Luego de la frase de la candidata frentetodista, quien analizó que al oficialismo le tocó “perder ganando”, Berni se mostró en desacuerdo con ese concepto y fue tajante. “Se gana cuando se gana y se pierde cuando se pierde. Lo que me preocupa es si entendimos lo que nos dijo el pueblo y si somos capaces de revertir la dirección por la que este pueblo no nos ha votado”, sostuvo el ministro quien se mostró “cada vez más alejado desde lo político” con la fuerza que integra.

A pesar de hablar de una derrota como pocos funcionarios de las filas oficialistas, Berni evitó responsabilizar directamente a Fernández por el resultado. “No me corresponde ponerle nombre y apellido al padre de la derrota, cada uno debe saber lo que hace”, deslizó el ministro de Seguridad, que no obstante recordó que cuando el expresidente fallecido Néstor Kirchner perdió las elecciones de 2009 renunció al Partido Justicialista. “Fue un gesto de entender el mensaje de las urnas, porque sino entendemos las urnas, la elección no ha tenido sentido más allá de renovar democráticamente lo que la Constitución manda. La voz del pueblo es la de Dios y se expresa cada dos años en las urnas”, expresó.

Aunque no lo culpó, el ministro negó que el Presidente haya tenido baja influencia en la conformación de las nóminas. “Si tuviera poco poder no hubiera puesto dos cabezas de lista: de la Provincia y de la Capital”, entendió.

Noticia en desarrollo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.