Sergio Berni analiza si renuncia al Ministerio tras las elecciones y la familia de la víctima no quiso recibir a Fernando Espinoza

·3  min de lectura
Berni analiza si permanecerá, o no, en su cargo tras las elecciones
Ricardo Pristupluk

Las protestas en La Matanza por el asesinato del quiosquero Roberto Sabo pusieron nuevamente en primer plano al ministro Sergio Berni, quien afirmó que después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre se tomará “24 horas para recapacitar sobre cuestiones políticas”. De esa forma, Berni reforzó la idea de que podría alejarse del Ministerio de Seguridad tras los comicios. El ministro de Seguridad bonaerense comandó ayer el operativo policial en Ramos Mejía, pero sin apariciones públicas.

“Tengo toda la energía puesta en materia de seguridad y después de la elección me voy a tomar 24 horas para recapacitar sobre cuestiones políticas, en las cuales tengo algunas diferencias. Renunciar o no es indistinto, lo que importa es que el Gobierno quiera retomar el rumbo que quisiéramos que tuviera”, dijo hoy Berni a radio La Red.

En las declaraciones de Berni se trasluce una chance de cambio, pero fuentes de confianza del ministro aseguraron que esas modificaciones no tienen que ver con la posibilidad de abandonar el Frente de Todos, sino con un cambio de función. “¿Alguno supone que Berni se va a ir del peronismo? No se va”, indicaron. En cambio, señalaron que, tras las elecciones, podría dejar el ministerio si lo acuerda con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Berni, anoche, en medio de la protesta de vecinos por el crimen del quiosquero Roberto Sabo
Captura de video


Berni, anoche, en medio de la protesta de vecinos por el crimen del quiosquero Roberto Sabo (Captura de video/)

La salida de Berni de su puesto actual en el gabinete de Kicillof es una posibilidad que ronda desde los inicios del gobierno del Frente de Todos, apalancada en las diferencias que el ministro bonaerense exhibió con la extitular de la cartera de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y con el propio presidente Alberto Fernández. También tuvo un contrapunto con Máximo Kirchner. El cierre de la etapa podría finalmente llegar tras los comicios del domingo próximo.

A su vez, desde el municipio de La Matanza, que comanda Fernando Espinoza, dejaron trascender que tanto él como Berni, trataron de comunicarse con la familia de Roberto Sabo. Pero los pedidos fueron rechazados.

“Obviamente no quieren saber nada ni hablar con nadie”, reconoció un funcionario de la Municipalidad de La Matanza, en diálogo con LA NACION. Además, planteó que se trata de “un tema de la Policía Bonaerense”, por lo que aseguró que la responsabilidad es “exclusivamente suya”.

Espinoza, por su parte, también se puso a disposición del sistema de atención a las víctimas municipal, aunque, al momento, evitó hacer declaraciones.

Cerca del ministro destacaron que Berni “nunca dejó de gestionar, debate política y considera eso una virtud”. Y recordaron que presentó avales para postularse a presidente del Partido Justicialista en la elección de este año que terminó con una lista única encabezada por Fernández. Berni bajó su nómina cuando Kicillof ingresó a la lista del Presidente.

El crimen de Sabo, asesinado ayer por delincuentes que lo asaltaron en su quiosco de Ramos Mejía, enardeció a los vecinos de La Matanza, que protestaron contra el gobierno nacional, provincial y municipal, y contra la policía. Berni se apersonó en la Comisaría 2° de Ramos Mejía, donde se desarrollaba el reclamo, y fue increpado.

El juego online salta la grieta: lo habilitan tanto la ciudad como la provincia de Buenos Aires

“Cómo no van a estar angustiados, están angustiados y con razón. Por eso trabajamos como trabajamos, hacemos lo que desde nuestra área nos compete. No nos olvidemos de que la seguridad no es un concepto abstracto, sino que se construye todos los días, es multiagencial y lleva implícito diferentes organismos: lo cultural, la educación, la economía, ni hablar de la Justicia, la resocialización”, dijo Berni en sus declaraciones radiales, en las que sostuvo que lo ocurrido “no fue una cuestión policial”, porque la policía detuvo a los acusados.

Consultadas por LA NACION, fuentes de confianza del ministro provincial señalaron que en La Matanza hay “unidades tácticas y grupos motorizados”, aunque admitieron que, para que ese despliegue tenga efectividad, “hay que trabajar globalmente”.

Los vecinos del quiosquero asesinado volvieron a marchar hoy, desde las 19, hacia la Comisaría 2°, para pedir justicia por Sabo y seguridad en la zona.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.