Sergio Berni elogió a Javier Milei y no descartó una alianza con él: “Me cae muy simpático, me parece muy inteligente”

·4  min de lectura
Sergio Berni y Javier Milei
Sergio Berni y Javier Milei

Alejado del kirchnerismo, pero sostenido en su cargo de ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni hizo un elogio inusual y, fiel a su estilo, reavivó la polémica. Anoche, el funcionario que responde a Axel Kicillof no solo aseguró que el diputado nacional Javier Milei le cae “muy simpático”, sino que comentó que es “muy inteligente” y no descartó la posibilidad de tejer una alianza con él.

“A Milei no lo conozco personalmente. Me cae muy simpático, me parece una persona muy inteligente. Vino a interpelar la política y bienvenido sea”, sostuvo Berni en Animales Sueltos y redobló la apuesta: “Todos le tienen miedo, yo soy de aquellos que le abren la puerta porque lo mejor que le puede pasar a la política en un momento de statu quo es que la vengan a interpelar”.

En ese sentido, insistió con que el legislador liberal -que está en las antípodas ideológicas del kirchnerismo- le parece una persona “llena de buenas intenciones” y aseveró: “Después de 30 y pico de años de ejercicio de la Medicina, cuando un paciente se me sienta en la camilla, sin interrogarlo uno plantea hacia dónde va. Milei es una persona muy inteligente, capaz. Tiene que traducir sus buenas intenciones en la realidad y no le tengo miedo. La interpelación que hace Milei a la clase política, bienvenida sea”.

Convencido de que el país precisa de “lo mejor de aquellos que están dispuestos y que creen que la Argentina debe ser refundada”, Berni le dejó la puerta abierta al fundador de Libertad Avanza, que tiene aspiraciones presidenciales para el año próximo y que es un fiel adversario del oficialista Frente de Todos.

Polémica analogía: “El que trajo al borracho, que se lo lleve”

En tanto, el ministro volvió sobre las críticas al presidente Alberto Fernández y habló de “una sociedad que está huérfana de conducción”. Entonces, pidió que el mandatario tenga la “suficiente lucidez” para resolver los problemas de gestión e hizo una polémica analogía en cuanto a la relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“No quiero faltarle el respeto a nadie y mucho menos a la figura del Presidente. Lo voy a decir con total respeto. En el campo vio que siempre estamos en las jineteadas... Y vio que, en los momentos lindos, siempre aparece un borrachín a hacer lío. ¿Qué dice el locutor?: ‘El que trajo al borracho, que se lo lleve’”, deslizó el ministro.

Luego, para intentar explicar su comparación, comentó que “está claro que el Presidente perdió el rumbo” y sostuvo que Cristina Kirchner debe colaborar con resolver el problema político que atraviesa a la coalición de Gobierno, marcada por las internas. Aunque advirtió: “Para ayudarlo, [el Presidente] se tiene que dejar ayudar. Hay que ayudarlo a salir de este lío”.

Axel Kicillof y Sergio Berni
PBA


Sergio Berni responde al gobernador Axel Kicillof (PBA/)

A pesar de sostener que no iba a poner en tela de juicio la decisión de la vicepresidenta de elegir a Fernández como cabeza de fórmula para 2019, Berni planteó: “Siempre pensé que el kirchnerismo tenía que ir con sus propios candidatos, fue en parte por lo cual me fui. Busquemos los archivos del Presidente. El día que Cristina dijo que Alberto Fernández iba a ser su candidato, dije: ‘Viene el Big Bang’. Es de manual”.

“Querían unidad hasta que duela, fíjense si no les está doliendo”

Bajo esa postura, Berni continuó con cuestionamientos cada vez más efervescentes: “Recuerdo reuniones del Partido Justicialista donde se reclamaba a viva voz ‘la unidad hasta que duela’. Querían unidad hasta que duela, fíjense si no les está doliendo”.

Incluso, el ministro dijo que la gente “no registra” al Presidente y aseveró que ese costo también lo paga Cristina Kirchner. “No tengo ninguna duda de que Cristina hizo lo mejor que pensó que podía hacer para evitar cuatro años más de macrismo. Lamentablemente, en este tratamiento los efectos adversos y colaterales fueron más significativos que el efecto buscado”, deslizó el funcionario bonaerense quien, pese a que se encuentra distanciado de la vicepresidenta, no suele criticarla en público.

Seguro de que Fernández tiene todavía “una gran oportunidad para adelante”, el ministro adelantó que “habla bastante” con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. “Massa está en una posición incómoda, como la de hijo de padres divorciados. Trata de hacer equilibrio y busca su espacio. Cuando llegue el momento, vamos a ver adónde está”, advirtió Berni.

Por otra parte, reiteró que no tiene diálogo con el diputado nacional Máximo Kirchner desde que se tensó la relación por el cierre de listas en la Provincia, el año pasado.

Berni, cuya permanencia en el cargo estuvo en el ojo de la tormenta por los frecuentes cruces con sus pares nacionales como Sabina Frederic o Aníbal Fernández, y por los bombardeos explícitos a la administración nacional, indicó: “Que se vayan los que vinieron a decir que iban a ser mejores, que iban a hacer no sé cuántas transformaciones y no hicieron nada. Que se vayan aquellos que dijeron que iban a ser mejores y no pudieron hacer nada”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.