Sergio Berni dijo que discutiría la pena de muerte pero aclaró que su aplicación “tiene un problema”

·3  min de lectura
El ministro de seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni
Ricardo Pristupluk

En la recta final de la campaña electoral, el crimen del kiosquero de Ramos Mejía, Roberto Sabo, volvió a poner sobre la mesa el debate sobre la inseguridad en la provincia de Buenos Aires y en torno a este surgieron distintas propuestas e ideas, que van desde el endurecimiento de las penas y la baja de la edad de inimputabilidad hasta la aplicación de la pena de muerte. A este último punto se refirió ayer el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, que si bien afirmó que “no le temblaría el pulso” para ejecutar esta condena, aclaró que tiene reparos respecto de la misma.

“Yo soy católico y creo que la vida solamente la puede sacar aquel que la da, pero desde lo técnico y desde lo moral no me temblaría el pulso en aplicar la pena de muerte”, señaló el funcionario en A24 y agregó: “Pero hay un problema y es que técnicamente usted corre el riesgo de ejecutar a alguien inocente”. De esta forma, recalcó que a pesar de que “no le asusta” discutir la medida, “la imperfección del sistema judicial puede hacer que usted cometa la injusticia de matar a alguien inocente”.

Consultado sobre la aplicación de la pena de muerte en el caso puntual del kiosquero, un crimen donde según el propio ministro “está todo probado” y el delincuente “no es inimputable”, Berni insistió: “No me asusta discutirlo y no lo digo como parte de un marketing. Creo que es imperfecta y constitucionalmente inviable, pero si yo me tengo que sentar a discutirla no le saco el culo a la jeringa”.

En relación con la situación de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires, indicó que en el territorio se registran “casi tres homicidios por día”, algunos de los cuales a veces trascienden porque “nos vemos reflejados en personas como Roberto, un trabajador de clase media”. Pero a pesar de las cifras alarmantes, reivindicó su gestión en la materia: “La previsión para este año, a partir de cálculos matemáticos, era de entre 1200 y 1300 homicidios en la Provincia, agravados por la caída del PBI en 2020. Sin embargo, con un gran esfuerzo evadimos las predicciones y en comparación con el período del 30 de enero al 30 de octubre de 2019, hemos bajado los delitos en un promedio del 25%”.

A continuación, Berni habló sobre el reclamo de mayor seguridad en el Conurbano y opinó que crímenes como el del kiosquero no ocurren por falta de policía en las calles. “Este es un caso testigo de ello, porque ese día, quince minutos antes del asesinato de Roberto, pasaron tres patrulleros por la puerta del negocio. Y a tal punto fue efectiva la presencia policial que un efectivo agarró al delincuente cuando salió del kiosquito. Entonces esta es solo una parte de un todo”, sostuvo.

Y agregó: “Cuando hablamos de seguridad no es un concepto abstracto, sino una construcción multidimensional donde intervienen diferentes actores y factores, comenzando con la educación en el hogar, el sentido de autoridad y de respeto, un sistema educativo y social que debe contener y un sistema judicial. Y son todas cosas que vienen fallando. Entonces, cuando un chico entra con 22 años a la cárcel y cuando cumplió la pena, a los 29, le abre la puerta y le dice: señor, llévese la vida por delante ¿qué piensa que va a hacer?”.

Así las cosas, el ministro consideró que a pesar de la disminución del delito en la Provincia, la inseguridad en el territorio es una “enfermedad endémica” y la delincuencia aún se encuentra en niveles muy elevados. “Tenemos en el distrito tres muertos por día y es lógico que exista el miedo. Ahora, nosotros estamos trabajando por bajar el delito y lo hacemos en base a un plan de seguridad, donde sobrepasamos los objetivos en plena pandemia”, aseguró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.