Sergio Berni: "Debemos proteger al ciudadano, que del delincuente se encargue Dios"

LA NACION

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, brindó anoche una entrevista en la cual reconoció que la provincia se encuentra "al rojo vivo en materia de seguridad" y volvió a polemizar con quienes se identifican con la doctrina garantista que promueve el exjuez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni.

Entrevistado por Marcelo Bonelli en A Dos Voces (TN), el funcionario aseguró que "en los últimos años se han disparado todos los índices delictivos" y señaló que "el asalto aumentó casi un 65% en los últimos cuatro años, y un 42% solamente en el último".

"Estamos en una emergencia, la provincia está al rojo vivo en materia de seguridad. Venimos atravesando una crisis socioeconómica muy fuerte también", agregó.

En otro fragmento de la entrevista, Berni criticó duramente al Poder Judicial, a quien definió como "uno de los poderes con menor credibilidad" y cuestionó que de los 90.000 delincuentes que se detuvieron durante los últimos cuatro años, solo 17.000 permanecieron tras las rejas.

"Tenemos un gran problema con la Justicia, que no pasa solamente por las jubilaciones, tenemos un problema de credibilidad. Y en la Policía de la Provincia también. Tenemos una policía que ha sido desprofesionalizada y desmotivada", agregó.

Consultado sobre la doctrina garantista que promueve el exjuez Zaffaroni, el ministro bonaerense contestó: "Yo no soy zaffaronista. Creo que plantea un modelo para Noruega y Suecia, y nosotros estamos muy lejos de eso. Yo creo en la mano justa, la mano dura es un término que en realidad nadie puede definir lo que significa".

En este contexto, lanzó una de las frases más polémicas de la entrevista: "Creemos que debemos proteger al ciudadano, que del delincuente se encarguen los organismos de los derechos humanos, que se encargue Dios. Nosotros nos encargamos de proteger los derechos de los hombres de bien que habitan el suelo de la provincia de Buenos Aires".

Caso Maldonado

Consultado por la actuación de Gendarmería en el caso de Santiago Maldonado, Berni acusó al organismo de ser "responsable por una mala acción".

"La Gendarmería ingresó a un lugar sin ninguna orden ¿Quién dio la orden para ingresar a un lugar privado? Todavía no lo sabemos. Está claro que si la Gendarmería no hubiera ingresado, seguramente hoy Maldonado no estaría muerto", detalló.

"Lo que vimos en el caso Maldonado es que no hubo conducción política sobre Gendarmería", finalizó.