Sergio Berni, sobre el crimen del kiosquero Roberto Sabo: “No es una cuestión policial en este caso”

·4  min de lectura
Mataron a un kiosquero en La Matanza. Llegó Sergio Berni y los vecinos lo increparon.
Captura de video

Luego de ser insultado anoche cuando llegó a Ramos Mejía tras el asesinato del kiosquero Roberto Sabo, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo hoy que lo acontecido “no fue una cuestión policial” y que tampoco es consecuencia de la liberación de presos por parte de la Justicia. “Es gracias a un sistema que no funciona, que tiene que ver con lo cultural, lo económico. Hay un factor cultural muy importante, una degradación económica y social muy importante. Cuando hablamos de ‘cultural’, hablamos de educación incluida. Hay falta de absorción del concepto de autoridad, de orden. Hay degradación social”, puntualizó.

El funcionario dijo entender el dolor del padre de Sabo y de los vecinos, al calificar la situación como “terrible”, y añadió en Radio La Red: “Cómo no van a estar angustiados, están angustiados y con razón. Por eso trabajamos como trabajamos, hacemos lo que desde nuestra área nos compete. No nos olvidemos de que la seguridad no es un concepto abstracto, sino que se construye todos los días, es multiagencial y lleva implícito diferentes organismos: el Estado, lo cultural, la educación, la economía, ni hablar de la Justicia, la resocialización”.

En ese sentido, explicó en cuanto a la actuación de los efectivos de la bonaerense: “No fue una cuestión policial. La policía los detuvo. Forcejó un policía con el delincuente a la salida. El patrullero estaba pasando por ahí y se detuvo a los dos. No es una cuestión policial en este caso y esto no quiere decir que me esté sacando el lazo de encima”.

Ayer fueron detenidos por las fuerzas policiales Leonardo Daniel Suárez, de 29 años, con domicilio en la ciudad de Buenos Aires, y una adolescente de 15 años que vive en Fuerte Apache, cuyo nombre se reserva por tratarse de una menor de edad. Entre los dos tenían cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo y un revólver calibre 22 con cuatro vainas intactas y una servida.

“Fíjense que seguro tiene antecedentes”

“Cuando me enteré, lo primero que dije fue ‘seguro fíjense que tiene antecedentes’, y sí. Una persona que estuvo presa desde 2014 a 2020 con antecedentes por robo agravado sale de la cárcel sin resociabilización, no hay seguimiento del patronato liberado, con una menor”, enumeró Berni en cuanto a Suárez y añadió: “Tienen que leer los antecedentes, la historia clínica de cada delincuente, y siempre es el mismo patrón: totalmente fuera del sistema, sin control, sin educación, sin perspectiva de trabajo. Es un fenómeno extremadamente complejo”.

El ministro de Seguridad habló de la inseguridad en la Provincia como una “enfermedad endémica”, pero aseguró que su gestión bajó los homicidios a 668 contra 898 de 2016. “Todos los delitos vienen bajando permanentemente”, sostuvo, aunque entendió: “Obviamente que cada vez que hay un homicidio de estas características nos afecta a todos”.

Por otra parte, consideró que incorporar la Policía Bonaerense a las investigaciones de narcotráfico fue “la puerta de entrada de la corrupción” y también habló de la falta de efectivos: “Hay 2,1 policías cada 100 manzanas en la Provincia. Por eso necesitamos los móviles, se compraron, por eso necesitamos mayor capacitación y más profesionalismo. Fíjense que [en este caso] la Policía respondió”.

Berni dijo que se comprometió con los vecinos de Ramos Mejía a “tener una reunión barrio por barrio” y a “discutir alternativas” que incluso estén por fuera de su ámbito de injerencia. “Vamos a completar sus expectativas aunque no nos corresponda desde el área de Seguridad porque su reclamo es legítimo”, prometió.

Más allá del crimen del comerciante, fue consultado en cuanto a la actitud que tomará después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre, cuando se especula que podría abandonar el Frente de Todos. “Tengo toda la energía puesta en materia de seguridad y después de la elección me voy a tomar 24 horas para recapacitar cuestiones políticas de las cuales tengo algunas diferencias. Renunciar o no es indistinto, lo que importa es que el Gobierno quiera retomar el rumbo que quisiéramos que tuviera”, dijo Berni, que evitó inmiscuirse en esa cuestión.

“Estamos a cinco días de un proceso electoral y no creo conveniente poder decir algunas cosas que pienso, soy muy respetuoso de eso, después del lunes volveremos a hablar”, anticipó el ministro que desde terreno bonaerense no se ahorra críticas a la gestión de Alberto Fernández.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.