"Hay que ser solidarios con la gente que sufre"

·1  min de lectura

ZACATECAS, Zac., julio 10 (EL UNIVERSAL).- Durante su homilía en la Catedral Basílica, el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, explicó a la feligresía que se unían a todas las iglesias de México para orar por todas las víctimas de la violencia, en específico para recordar a los sacerdotes y religiosas que derramaron su sangre en diversos hechos.

Lamentó que a nivel general hay un ambiente preocupante de recientes acontecimiento que "han venido a derramar el vaso" y que es necesario emprender esta oración por las víctimas de la violencia, de los sacerdotes y religiosas "que murieron en el silencio que solamente fueron lloradas por las lágrimas de sus familias", por eso, señaló que hay que ser solidarios con la gente que sufre.

Por ello, consideró que ante todos estos acontecimientos la Iglesia católica llama a la reflexión y tomar conciencia de esta realidad "que ha llenado las calles de sangre y las casas de lágrimas, de enojo y de impotencia".

Al relacionar el mensaje del Evangelio dominical con la situación actual de la violencia que se vive en el país, Monseñor en su mensaje llamó a la reflexión a preguntarse: ¿Por qué pasa lo qué está pasando? y qua cada persona se cuestione que hace para cambiar esa situación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.