Ser manager de Guillermo Rigondeaux es muy emocionante. Nunca sabes lo que va a pasar

·3  min de lectura

Cuando Alex Bornote le preguntó a Guillermo Rigondeaux si todavía le quedaba algo en el ring, esperaba la más honesta de las respuestas. El veterano peleador cubano le comentó que aún sentía las ganas de pelear y que esperaba volver al cuadrilátero antes de fin de año.

Bornote ha sido manager de Rigondeaux en las buenas y en las malas, y piensa seguir al lado del ex campeón mundial hasta que cuelgue los guantes, algo que sucederá de manera inevitable, a juzgar por las últimas presentaciones de alguien con 41 años que combate en las 118 libras.

Rigondeaux, quien a principios de marzo sufriera quemaduras en la cara y los ojos al explotarle una olla de presión, va recuperando la visión de manera paulatina y espera estar de vuelta en algún momento de la segunda mitad del 2022. Pensar en algo grande resulta difícil, ¿pero que no lo es con el Chacal?

¿Cómo se encuentra Rigondeaux?

“Mucho mejor. Ya recuperó la visión del ojo izquierdo al ciento por ciento. En el derecho todavía tiene sus dificultades y está como en un 50 y un 60 por ciento, pero esperamos que el hombre estará listo para septiembre. Esa es la fecha que estamos contemplando’‘.

¿Vimos el final de su carrera o queda algo más?

“Queda algo más. El dice que quiere pelear, que todavía le queda algo. Dice que tiene que hacer un campamento fuerte, bien preparado. En esta última pelea dice que no se sintió bien preparado. El campamento estuvo bueno, Pedro Díaz hizo un buen trabajo. No es culpa del entrenamiento, pero él no se sintió bien. Dice que quiere hacer un mejor campamento y que quiere pelear’‘.

Llevas mucho tiempo como manager de Rigondeaux...

“Imagínate...mucha emoción con Rigo, porque no se sabe lo que va a pasar cuando sube arriba del ring. Siempre ve que puede dominar, pero no le da por tirar ciertos golpes. Entonces nos frustra mucho, porque en las últimas peleas...la de Casimero la ganaba con haber tirado tres o cuatro golpes más. En la última no salió a matar a Astrolabio. No le impuso respeto y cometió un error. Después de lo que tumbaron salió a ganar cada round, pero dice que no se sintió bien, que no le salían los golpes’‘.

¿Cómo resumirías la carrera de Rigondeaux?

“Una de las historias más tristes del boxeo. Tuvo varias peleas, pero perdió mucho tiempo con las situaciones de los contratos, con Top Rank. Bob Arum le cogió un odio y dijo que si Fidel Castro no venia a promoverlo, que quién lo iba a promover. Era para haber demandado a Bob Arum por difamación. Pero la gente iba a verlo para ver si le ganaban. La gente va a ver más por Rigo que por el oponente. Ha sido porque Rigo no ha tirado golpes’‘.

Pero Rigondeaux ya tiene mucha edad para ser un peso chico.

“Los pesos chiquitos se ponen viejos rápido. Pero yo le pregunté si le quedaba algo, si quería pelear y me dijo que necesitaba hacer una preparación y sacar más los golpes. Creo que antes de que se acabe el ano ponemos a Rigo en una eliminatoria y después vamos por un campeonato a ver qué pasa’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.