Tras ser deportados, el futuro de Anderson y su padre es incierto. Mientras se animan entre lágrimas

Apenas cruzaron a EE.UU., Anderson Hernández y su padre fueron devueltos a Reynosa, donde durmieron en la calle. "Siento mucha tristeza", asegura el niño hondureño de 8 años que perdió a su madre recientemente. Dicen que intentarán cruzar nuevamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.