La sequía libera el acceso peatonal a Tower Rock, zona normalmente rodeada por el río Mississippi

La falta de lluvia ha provocado que el nivel de agua baje a niveles inusuales y las personas accedan al lugar sin necesidad de llegar en barco. La falta de líquido también ha complicado la navegación en barcazas.