Ante sequía, jaguar mata a ocelote para defender su agua

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 7 (EL UNIVERSAL).- Investigadores pudieron captar a través de imágenes un momento extraño en el que un jaguar mata a otro depredador, un ocelote, cerca de un pozo de agua.

Lo que más sorprendió a los expertos sobre esta situación que tuvo lugar en la Reserva de la Biósfera Maya, en marzo de 2019, fue que el jaguar únicamente atacó al otro felino, pese a que otro animal pasó por el lugar pero no resultó atraído por el líquido.

Ecólogos de la Universidad Estatal de Washington y de la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre detallaron el suceso en la revista Biotropica, sorprendidos sobre este suceso ocurrido en un año marcado por la sequía en el bosque tropical.

La pelea entre los dos animales tuvo lugar en un pozo de agua aislado en Guatemala. Los expertos señalaron que lo visto podría ser un reflejo de las consecuencias por el cambio climático.

Daniel Thornton, coautor de la investigación, sostuvo que interacciones como las presentadas en las imágenes capturadas pueden ser raras, aunque puede haber casos en los que se vuelvan cada vez más frecuentes, sobre todo en las peleas por los recursos hídricos.

"La gente no suele pensar que los sistemas tropicales son secos, pero en muchas partes del mundo, las lluvias tropicales son bastante estacionales y, con el cambio climático, se espera que algunos de estos ecosistemas tropicales se vuelvan aún más estacionales. Cuanto más aislados y raros se vuelvan los recursos hídricos, más se convertirán en focos de actividad", afirmó el especialista.

Rony García-Anleu, coaturo del estudio, dijo que las dramáticas capturas obtenidas muestran la feroz competencia en la vida silvestre para conservar sus recursos.

"Se prevé que el cambio climático y las sequías asociadas empeoren, lo que significa que se avecinan tiempos difíciles para la vida silvestre que depende de los pozos de agua para su supervivencia", añadió.

En la investigación se señaló que los jaguares generalmente se alimentan de animales pequeños como armadillos o pecaríes, aunque en algunas ocasiones se han observado signos de ocelote en las heces del primero.

Las imágenes obtenidas, luego que los expertos colocaron cámaras en 42 pozos de agua, fueron obtenidas como parte de un proyecto de monitoreo sobre la distribución de animales en el paisaje norte de Guatemala.

El pozo donde ocurrió la muerte del ocelote ante las garras del jaguar se encontraba lejos de cualquier comunidad.