Sequía de Danubio saca a la luz historia oculta de la guerra

·3  min de lectura
Los restos de un buque de guerra alemán de la Segunda Guerra Mundial aparecen en el río Danubio cerca de Prahovo, Serbia, 29 de agosto de 2022. La peor sequía europea de las últimas décadas ha sacado a la luz una parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial que casi había caído en el olvido. (AP Foto/Darko Vojinovic) (ASSOCIATED PRESS)

PRAHOVO, Serbia (AP) — La peor sequía europea de las últimas décadas, además de asolar campos de cultivo y dificultar el tráfico fluvial, ha sacado a la luz una parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial que casi había caído en el olvido. Los cascos de decenas de buques de guerra alemanes han aparecido a medida que bajan los niveles del río Danubio.

En medio del poderoso río que forma la frontera entre Serbia y Rumania, cerca del puerto serbio de Prahovo, un casco oxidado, un mástil roto donde ondeaba la bandera con la esvástica, una cubierta superior donde se encontraba el puesto de mando, un barril de combustible —o quizás de material explosivo— descansan sobre una duna de canto rodado que ha emergido del agua.

Los buques, algunos de los cuales aún contienen municiones, eran parte de la flota alemana del Mar Negro que los nazis hundieron deliberadamente en su retirada de Rumania ante el avance del ejército soviético.

Los historiadores dicen que los alemanes hundieron hasta 200 buques de guerra en setiembre de 1944 cerca de Prahovo en la garganta del Danubio conocida como Puerta de Hierro por orden del comandante de la flota, que trataba de frenar el avance soviético en los Balcanes. Pero de nada les sirvió: la Alemania nazi capituló en mayo de 1945.

Los naufragios que emergen de las profundidades son impresionantes de ver, pero durante décadas han causado problemas a la navegación en el río. Ahora, el gobierno serbio, con apoyo de la Unión Europea, planea ocuparse del problema.

Las autoridades comunistas de la entonces Yugoslavia retiraron algunos de los buques hundidos inmediatamente después de la guerra. Pero la mayoría de los naufragios permanecen allí y dificultan la navegación, sobre todo en el verano, cuando baja el nivel del agua. Durante años se habló de alzar los buques del fondo barroso, pero no se hizo nada por miedo a la presencia de explosivos y fa falta de fondos.

Ahora, la Unión Europea y el Banco Europeo de Inversiones han acordado proporcionar préstamos y subsidios para financiar la operación de retiro de algunos buques cerca de Prahovo para aumentar el tránsito fluvial. Se calcula que el costo total de la operación será de 30 millones de euros (dólares), de los cuales 16 millones son subsidios.

“Estos buques fueron hundidos y permanecen en el lecho del río desde entonces”, dijo el embajador de la UE en Serbia, Emanuele Gaufret, durante un viaje reciente al sitio. “Y es un problema. Es un problema para el tráfico en el Danubio, limita la capacidad de movimiento, es un peligro porque algunos buques contienen explosivos”.

Alessandro Bragonzi, jefe del Banco Europeo de Inversiones para los Balcanes Occidentales, dijo que el proyecto consiste en alzar 21 buques.

“Se ha estimado que hay más de 40 buques bajo el agua, pero los que impiden la libre navegación fluvial en el Danubio, sobre todo en período de bajos niveles del agua, son 21”, dijo Bragonzi.

Los expertos dicen que la operación consistirá en retirar el material explosivo de los buques hundidos y luego destruir los cascos en lugar de sacarlos del río.