Separan a presos de MS-13 en cárceles de EEUU

MICHAEL BALSAMO, MICHAEL R. SISAK y JIM MUSTIAN

NUEVA YORK (AP) — La Agencia Federal de Prisiones envió a algunos presos de la pandilla MS-13 a unidades más restringidas en varios centros penitenciarios de alta seguridad en Estados Unidos luego que uno de ellos fuera acuchillado en una prisión en Virginia, indicaron dos personas enteradas del asunto el sábado.

Un líder de la MS-13 y un preso vinculado con la Mafia Mexicana escenificaron el miércoles una riña en la Penitenciaría Lee, y el primero de ellos fue acuchillado, según las fuentes. La Agencia de Prisiones informó en un comunicado que el herido sobrevivió y no hubo más lesionados.

Por temor a que hubiera represalias, las autoridades comenzaron a trasladar a algunos presos de la MS-13 a unidades de mayor seguridad en seis prisiones federales de alta seguridad, de acuerdo con las dos personas. Se desconocía cuántos reos de la MS-13 serían enviados a esas unidades y por cuánto tiempo estarían separados de la población general.

La prisión en Jonesville, Virginia, cuenta con cerca de 1.500 reos. El FBI fue notificado sobre la riña y la Agencia de Prisiones, por su parte, emprendió una pesquisa interna que continúa en marcha.

Las personas que hablaron con la AP pidieron mantener el anonimato a fin de discutir el incidente, que continua en investigación.

La Agencia Federal de Prisiones sufre desde hace años problemas de violencia crónica, enorme escasez de personal y faltas de ética graves. La agencia se encuentra bajo la lupa desde que el millonario financiero Jeffrey Epstein se suicidó en agosto en una prisión federal.

De acuerdo con un informe independiente difundido en septiembre, algunos presos habían manifestado preocupación sobre una cultura de violencia que a su parecer se extendía hasta las autoridades de la cárcel e incluía acusaciones contra el personal de que cometían y alentaban la violencia contra los presos. La unidad restringida significa que los presos serán separados de la población general y podrían permanecer en una celda ya sea solos o con otros reclusos.

En una prisión en Florida, al menos una docena de miembros de la MS-13 fueron enviados a una unidad especial. Las visitas en la Penitenciaría Federal Lee, y en otra prisión, la Penitenciaría Federal Big Sandy en Kentucky, fueron canceladas debido a la riña. Las visitas se reanudarán al menos hasta el lunes en la Penitenciaría Lee, según el registro automático de esa prisión.

La Penitenciaría Federal Lee fue declarada hace unos meses en funcionamiento limitado después que un recluso agrediera a un miembro del personal, indicaron autoridades en ese entonces. El miembro del personal tuvo que ser hospitalizado, reportó en octubre la televisora WCYB-TV en Virginia. En 2014, un guardia de la Penitenciaría Lee se declaró culpable ante una corte federal de aceptar sobornos para meter de contrabando en el penal productos de tabaco y un teléfono celular.

La Oficina de Prisiones tiene 175.000 presos en 122 instalaciones de reclusión en el país.