Separan a director de hospital del IMSS por vacunar a su hijo

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 9 (EL UNIVERSAL).- Luego de que EL UNIVERSAL informó que trabajadores del Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar número 8 "Doctor Gilberto Flores Izquierdo" acusaron a su director, Juan Rosas Peña, de utilizar su cargo para vacunar contra Covid-19 a dos personas ajenas a la institución el pasado 1 de febrero, entre ellos uno de sus hijos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que el trabajador ya fue separado de su cargo.

A través de una tarjeta informativa, el IMSS señaló que el director del hospital, quien rechaza los hechos, fue separado del cargo temporalmente, "para ponerse a disposición de las investigaciones a fin de esclarecer los hechos "quien rechaza categóricamente la información publicada por el medio de comunicación.

Agregó que el Área de Quejas, Denuncias e Investigaciones del Órgano Interno de Control del IMSS ya tienen conocimiento de los hechos, por lo que la Jefatura de Servicios Jurídicos de la representación realizará la investigación del proceso administrativo.

"El Instituto Mexicano del Seguro Social refrenda su compromiso con las normas vigentes en el proceso de vacunación contra COVID-19 y no tolerará conductas indebidas en las que puedan estar relacionados, directivos médicos y administrativos", señaló el IMSS, a cargo de Zoé Robledo.

El IMSS puntualizó que durante la jornada de inmunización para el personal que atiende en primera línea la pandemia de Covid-q9 en ese hospital, se trabajó en coordinación con la Secretaría del Bienestar y el Ejército Nacional del Plan DN III, por lo que se revisarán los listados de las inoculaciones aplicadas.

Director vacuna a su hijo

Trabajadores del Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar número 8, Doctor Gilberto Flores Izquierdo del IMSS, acusaron a su director, Juan Rosas Peña, de utilizar su cargo para vacunar contra el Covid-19 a dos personas ajenas a la institución el pasado 1 de febrero, entre ellos, uno de sus hijos, a pesar de los llamados del presidente Andrés Manuel López Obrador para que nadie se salte la fila.

Según videos, siete denuncias presentadas y el testimonio de uno de los funcionarios que estuvo presente el día de la vacunación, el doctor Rosas Peña aprovechó que ese 1 de febrero era día inhábil para inmunizar a su hijo y a otra persona.

Aquel lunes fueron citados por Rosas Peña para que les aplicaran la segunda dosis de la vacuna de Pfizer Mario Alfredo Vizcarra, jefe de Consulta Externa de esta Unidad Médica; Leonardo David Hernández Meza, jefe de Personal; María Concepción Lara, oficial de Personal; Ángel Ávila, jefe de Departamento de Enfermería, y fueron extraídas de la red fría de esta institución los dos frascos con las 10 dosis de la vacuna.

Además de estos cinco funcionarios del hospital también acudieron otras dos enfermeras, y un presunto residente del Hospital de Gineco-obstetricia número 4 Luis Castelazo. Los tres vestían uniforme oficial y portaban su gafete; sin embargo, sólo se presentaron como integrantes del cuerpo médico de esa institución y Rosas Peña argumentó que le pidieron el apoyo para vacunarlos. Para ellos fueron las primeras ocho dosis de la vacuna y las dos restantes para los otros dos individuos externos.

En un video de las cámaras de seguridad de la Unidad Médica en poder de EL UNIVERSAL se observan los ingresos de dos personas ajenas a la institución. A las 8:10 de la mañana se presenta un hombre vestido con una chamarra negra e ingresa a la sala de juntas.

A las 8:33, el hijo del director, identificado con el nombre de Juan Carlos Rosas, vestido con sudadera gris y una playera amarilla, también llega a la sala de juntas e ingresa.

A las 8:39 de la mañana, Ángel Ávila Sánchez, quien es el jefe de Departamento de Enfermería, entra acompañado de la subjefa de enfermeras, Estela Vázquez Campos, quien transporta el termo con los biológicos a la sala de juntas, pues ella fue la encargada de vacunar a los 10 presentes.

Salen de manera escalonada a partir de las 9:05 y se retiran.

Denuncias

EL UNIVERSAL tiene en su poder un testimonio de Ángel Ávila Sánchez, quien estuvo presente esa mañana en la oficina del director, y relata que el propio Rosas Peña ordenó la vacunación.

"Fui testigo de la vacunación el día 1 de febrero de 2021. En esta ocasión el director Juan Rosas Peña nos citó para que vacunáramos supuestamente a 10 trabajadores; de inicio, yo sólo vi a cinco personas, entre las que estaba el jefe de Consulta Externa, el jefe de Personal, una oficial de Personal, el doctor Juan Rosas Peña y yo.

"Posteriormente llegó [a la sala de juntas] una persona externa, la cual yo no identifico, y ella también recibió la vacuna. Nosotros desconocíamos quién era, y yo pensé que era alguien de algún otro órgano institucional, pero al parecer no es así. Posteriormente llegó su hijo al que reconocí porque ha ido en varias ocasiones, y también fue vacunado", describe.

El jefe de Departamento de Enfermería aseguró que no realizó ninguna denuncia debido a que el director se conduce con amenazas y amaga con represalias contra quien considere contrario a él, sobre todo con personal de confianza.

Incluso, personal del Insabi solicitó a Servicios de Prevención y Promoción a la Salud de los Trabajadores IMSS una explicación por la desaparición de los dos frascos (10 dosis) que ya no se encontraban en el refrigerador de resguardo y sólo recibió como respuesta que se desconocía el paradero de esas dosis, y para ese tema se le tenía que preguntar al director porque él había sido quien convocó a esa vacunación. Luego, el Insabi logró identificar sólo a siete trabajadores del Seguro Social y los otros tres resultaron desconocidos para la institución.

EL UNIVERSAL cuenta con copia del registro de Ángel Ávila ante el Insabi donde sólo se da cuenta de que recibió la primera dosis el 11 de enero del 2021 en el Polígono de Tepetlapa y, a pesar de que ya fue vacunado por segunda ocasión ese 1 de febrero, en esta plataforma no se encuentra la segunda dosis, es decir, el director no reportó ante el Insabi esas 10 dosis que fueron extraídas y aplicadas ese 1 de febrero.