Sentencian a cadena perpetua a hombre que mató a familia mexicana en Chicago

Los Ángeles, 7 nov (EFE).- Diego Uribe, declarado culpable de asesinar a seis de sus familiares, entre ellos dos menores de edad, en febrero de 2016 en Chicago, fue sentenciado este lunes a pasar el resto de su vida en la cárcel.

Uribe, de 28 años, fue hallado culpable el pasado 5 de octubre de seis cargos de asesinato en primer grado por las muertes de seis personas, la mayoría inmigrantes de México, halladas sin vida el 4 de febrero de 2016 en la zona de Gage Park.

La Fiscalía del Condado de Cook dijo en la acusación que Uribe fue a la casa de un familiar para robar dinero junto a su entonces novia Jafeth Ramos.

Según la acusación, Uribe discutió con la exesposa de su tío, María Herminia Martínez, de 32 años, antes de dispararle cuatro veces en la cabeza. Luego le disparó a Noé Martínez Jr., de 38 años, hermano de María, que acudió a defender a la mujer.

Uribe continuó la masacre al matar a Noé Martínez Sr., de 62 años, quien fue apuñalado más de 40 veces; su esposa Rossaura Martínez, de 58 años, y sus nietos Leonardo Cruz, de 13 años, y Alexis Cruz, de 10.

La investigación reveló que Uribe empujó a Rossaura Martínez por las escaleras, la apuñaló y luego apuñaló a los dos menores.

Los cuerpos fueron hallados el 4 de febrero tras el aviso de un amigo de Noé Martínez Jr., que se extrañó de que el operario de limpieza del aeropuerto O'Hare en Chicago no fuera a trabajar durante dos días.

Uribe y Ramos no fueron identificados como los sospechosos hasta tres meses después de los asesinatos, cuando pruebas de ADN revelaron que estuvieron presentes en el lugar.

La Policía dijo que el plan inicial de Uribe era robar a la familia, pero luego la invasión de la casa derivó en una matanza generalizada que por su magnitud llevó a los investigadores en un inicio a considerar la posible participación de varias personas.

El acusado admitió tras su arresto haber discutido con María Martínez.

Ramos está siendo procesada en un juicio aparte.

(c) Agencia EFE