Sentencian a 57 años de prisión a cuatro multihomicidas en Aguascalientes

·4  min de lectura

Durante 57 años y 11 meses, Marcos de Jesús Guadalupe Cholico Rodríguez, Adrián Romero de Jesús, Masabi Cervantes Olivares y Erik Guadalupe Aguilar Enríquez, estarán recluidos en un Centro Penitenciario local, luego de que la Agencia del Ministerio Público de la Vicefiscalía de Litigación, obtuviera fallo condenatorio por la acreditación de su intervención en los delitos de Homicidio Doloso Calificado con Premeditación y Ventaja y Tentativa de Homicidio Doloso Calificado con Premeditación y Ventaja.

Los sucesos suficientes para tal determinación judicial, apuntan a que los imputados tenían conexiones con la distribución y consumo de narcóticos, lo que, en determinado momento, les ocasionó problemas con la víctima, de nombre Juan Carlos, alias “El Pica”, por lo que, acompañados de por lo menos dos personas más, planearon asesinarlo.

Al ponerse de acuerdo respecto de su forma de operar para lograr el objetivo, se allegaron de información respecto de las actividades que desempeñaba la víctima, entre las que se encontraban sus horarios y movimientos comunes; además de conseguir armas de fuego de grueso calibre para poder ultimarlo.

Es así como el día 29 de octubre del 2019, aproximadamente a las 22:00 horas, el conjunto de sujetos acudió a la vivienda del pasivo, ubicada en calles del fraccionamiento Paseos de la Providencia del municipio de San Francisco de los Romo.

Luego de verlo, se percataron que este estaba acompañado de Luis Felipe, alias “El Pin”, Cristian de Jesús, alias “El Boiler” y Erick, alias “El Texas”, por lo que irrumpieron en el domicilio, siendo que, Marcos de Jesús se quedó al exterior del inmueble portando un arma larga, mientras que Adrián, Masabi y los otros dos hombres entraron para posicionarse en el área de la sala.

Posteriormente, indicaron a las víctimas que se tiraran al suelo, diciéndoles que pertenecían a una organización delictiva, por lo que los pasivos acataron el comando; una vez sometidos, les cuestionaron respecto del paradero de la droga que comercializaban, siendo que, los pasivos refirieron desconocimiento al respecto.

Luego les preguntaron por el dinero producto de la comercialización de las drogas, respondiendo que solo contaban con poco, lo que desató la furia del conjunto de activos, quienes comenzaron a agredirlos furtivamente usando para golpearlos sus pies, puños y las propias armas de fuego que portaban.

Después, apuntaron y descargaron el armamento en contra de la humanidad de los agraviados, consiguiendo en el caso de Juan Carlos, que resultara con diversas heridas: como una hemorragia y laceración cerebral; en el caso de Luis Felipe una lesión en el tórax y a Christian le provocaron heridas en el cráneo, cuello y tórax, provocando que los tres perdieran la vida en el lugar.

En el caso de Erick, ocasionaron que resultara con graves lesiones producto de heridas ocasionadas en la región molar izquierda, fracturando el hueso de la zona correspondiente, con orificio de salida en la región mandibular derecha, otra en la cara anterior del hombro derecho, con salida en la cara posterior de la misma zona.

En seguida, el quinteto abandonó el lugar, dejando a su suerte a las personas que atacaron; debido a que hubo testigos de lo ocurrido, los servicios de emergencia acudieron al lugar, certificando el fallecimiento de las tres personas que perecieron en el lugar, y trasladando a bordo de una ambulancia a Erick para que recibiera atención médica en el Hospital General de Pabellón de Arteaga donde lo valoraron y consideraron que era necesario que recibiera atención especializada ordenando su inmediato traslado al Centenario Hospital Miguel Hidalgo, donde fue dado de alta tras recuperarse.

Posterior al emprendimiento de exhaustivas labores por parte de los elementos de la Trilogía de la Investigación, se logró determinar quiénes podrían ser los responsables de lo sucedido, siendo que, tras su captura, se les condujo a proceso, del que se libraron las diversas etapas, llegando a la celebración de la audiencia de Juicio Oral, en la que se determinó la emisión del fallo condenatorio en contra de los homicidas.

Más tarde, en audiencia de individualización de sanciones, se determinó una sentencia de 57 años y 11 meses de prisión, así como el pago de 598 días de multa para cada uno de los acusados, y el resarcimiento monetario por concepto de reparación del daño a favor de las familias de las víctimas desglosado de la siguiente manera:

  • El pago de $422 mil 430 pesos por cada uno de los occisos.

  • El pago de los gastos funerarios a cuantificar en etapa de ejecución.

  • Un tanto más de lo cuantificado de gastos funerarios por concepto de daño moral por cada víctima.

  • El pago de 35 sesiones de terapia psicológicas que deberán de cuantificarse en etapa de ejecución a favor de Erik, así como sus gastos médicos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.