“Me sentí un idiota”: el empresario que pagó un año de sueldos y sus empleados ya tenían otros trabajos

·3  min de lectura
Habló el empresario que se sintió estafado por sus empleados:
Habló el empresario que se sintió estafado por sus empleados:

Tito Loizeau, el empresario que denunció que 14 de sus 20 empleados ya tenían otro trabajo cuando los convocó a volver el 25 de febrero pasado, sostuvo que su mayor temor es “arrancar de vuelta y que en tres meses” se obligue a cerrar a los locales. “Si nos pasa eso sí es mortal para nosotros”, afirmó y dijo sentirse “idiota” por la situación que atravesó con sus trabajadores.

Loizeau afirmó durante el programa de LN+ con Eduardo Feinmann que invirtió US$200.000 para abrir El Capitán, un cine temático adaptado a la vieja época hollywoodense. “Me sentí un idiota, la mayoría de la gente tenía entre 2 y 3 meses de antigüedad antes de que empezara la pandemia y nosotros los sostuvimos durante 11-12 meses. En definitiva, no valió de nada sostener a toda esta gente porque se terminaron yendo y, para peor, tuvieron trabajo por otro lado con doble salario cuando nosotros estábamos con cero ingresos”, apuntó.

Gracias a otra compañía

El empresario indicó que pudo sostener los gastos del cine con los ingresos de otra empresa y por eso pudo solventar la mitad del sueldo a los empleados, fuera del ATP al que había podido suscribirse entre abril y mayo. ”Tener otra empresa me permitió bancar los gastos por suerte; no soy como otros empresarios gastronómicos que no tienen otra forma de generar ingresos. Si yo no tuviera la otra empresa no lo hubiese hecho porque no hay forma de sostener un negocio tanto tiempo; podés hacerlo 3 o 4 meses, pero 12 es inviable”, aseveró.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ante una consulta de Feinmann de si había pensado en cerrar, respondió que no, pero no podría sostener el negocio en caso de que en unos meses el Gobierno decida volver a la fase 1, como pasó en Formosa. “El 30% de los tuits que recibo es de gente que me dice ‘realmente sos un idiota’ por traer la plata a la Argentina. Si los mismos argentinos pensamos que poner plata en la Argentina es de idiota no vamos a salir adelante. Es increíble que te digan eso por invertir en el país”, puntualizó.

Por otro lado, contó cómo fue el día en que se enteró que 14 de sus 20 empleados estaban en relación laboral con otras empresas. “Recibo el último mensaje de un empleado que yo pensé que se iba a quedar y me dijo: ‘Mirá que yo tengo otro trabajo, no puedo volver’. Ahí me senté y dije ‘no puede ser’. No sabía qué hacer. Ese tuit fue un descargo de la bronca que tenía en ese momento, de lo tonto que me sentía, ni siquiera tenía bronca con mis empleados”, expresó.

En ningún momento sentí que me estaban haciendo un fraude, cada uno juzgará como le parezca, y no se me ocurrió por la cabeza hacerles un juicio”, señaló.

También te puede interesar:

VIDEO | Así son los espacios de trabajo post-COVID