Senegal acude a las urnas para elegir el Parlamento de los próximos cinco años

·3  min de lectura
© John Wessels, AFP

El país, que posee una de las democracias más sólidas de África Occidental, vota para dirimir los 165 escaños que conformarán el hemiciclo en el próximo período. Tras las polémicas por la presentación de la lista, el bloque opositor buscará una mayoría que desaliente una presunta intención del presidente a ir por un inconstitucional tercer mandato en 2024. Son siete millones de habitantes los que están habilitados para emitir su sufragio.

La fiesta de la democracia se trasladó a Senegal donde este domingo se celebrarán las elecciones parlamentarias. Los siete millones de electores que están en condiciones de votar elegirán a los 165 representantes del hemiciclo -hay otros 15 que son designados por la diáspora- para el próximo mandato de cinco años.

Tras semanas de tensiones y manifestaciones que hasta derivaron en el fallecimiento de algunos ciudadanos, los colegios electorales abrieron a las 8 de la mañana –hora local- y cerrarán a las 18.

La Comisión Electoral Nacional Autónoma (CENA), entidad encargada de supervisar la jornada, desplegó alrededor de 22.000 observadores a lo largo del territorio. Además, hay 40 expertos de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS).

Se producen en un marco de descontento general con la Administración gobernante por la frenética subida de precios de gasolina y alimentos por las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Estos comicios son a una sola vuelta y pueden ser trascendentes para una de las democracias más destacadas de la región de África Occidental, donde actualmente la Asamblea General –solamente tiene una Cámara- está controlada por el oficialismo.

En esta ocasión serán ocho las coaliciones que pujarán por el favor de los votantes. Dentro de estas opciones finalmente está ‘Liberar al pueblo’, el espacio principal opositor de Ousmane Sonko.

El referente de la resistencia fue tercero en las presidenciales de 2019, pero luego de que Idrissa Seck –el segundo- se sumara al Gobierno, quedó como máxima figura antagónica del presidente Macky Sall.

Sin embargo, su participación fue prohibida para esta jornada porque su lista de coalición, donde también aparece el expresidente Abdoulaye Wade de ‘Salvar a Senegal’, tuvo equivocaciones técnicas.

El sistema electoral senegalés exige a los partidos que dispongan de dos listas, una primaria y otra suplente. Sin embargo, como en las dos figuraba una misma persona, el Consejo Constitucional descartó la principal a principios de junio.

Esto desató una serie de protestas violentas en las últimas semanas que dejaron al menos tres civiles muertos. Luego de que el 29 de junio la oposición anunciara –tras amenazas de boicot- que participará con la ‘lista B’, las tensiones se aliviaron.

¿Qué hay en juego en estas elecciones?

La oposición, que finalmente deberá recurrir a una nómina sin nombres de referencia y con varios ‘outsiders’ de la política, mantiene expectativas altas para el domingo.

Tras conseguir buenos resultados en las principales ciudades en los comicios locales de marzo pasado, donde sobresalen la capital Dakar, Ziguinchor y Thies, la coalición encabezada por Sonko busca presencia fuerte en el Parlamento para desechar cualquier expectativa del presidente Sall de ir por un tercer mandato fuera de la Constitución.

Sall fue elegido en 2012 por primera vez para un período de siete años y fue reelecto en 2019 para otros cinco (en 2016 hubo una reforma que acortó el tiempo de cada ciclo presidencial) y ha sido apuntado de querer una tercera postulación para 2024.

Si bien no ha sido certero con esta intención, tampoco la ha descartado y el resultado de estas elecciones pueden ser vitales para desechar esas ideas o impulsarlas.

Para robustecer su espacio, Sonko –diputado desde 2017- acudió al expresidente Wade con quien acordaron trabajar juntos para sacar una mayoría parlamentaria y “forzar la convivencia gubernamental”.

Por su parte, Sall basó su campaña en los subsidios a los productos petrolíferos y alimentarios; y a su programa de construcción de infraestructuras. En tanto prometió proyectos de alta escala, como línea de tren de alta velocidad y producción de gas. Pretende conservar su mayoría actual de más de tres cuartas partes de los 165 escaños de la Cámara.

Con EFE, AFP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.