Senderista desaparecido trató de guiar a los rescatistas con su teléfono celular, pero sigue perdido

·2  min de lectura
GOOGLE

La búsqueda de un senderista de la Florida está entrando en su tercer día a pesar de los intentos del desaparecido para guiar a los rescatistas con su teléfono celular, según dijo la policía del Condado Bay (BCSO). Peter Tony Berecz, de 57, desapareció el 3 de septiembre mientras recorría los bosques del noreste de Panama City, dijo la policía en un comunicado de prensa. Panama City se encuentra a unas 100 millas al este de Pensacola, en la Costa del Golfo de la Florida.

En un inicio, la policía dijo que estaba “en contacto con el desaparecido mediante su celular, guiándolo para salir a la carretera con la ayuda de un helicóptero”.

Sin embargo, el encuentro nunca ocurrió por razones que no se han dado a conocer.

La búsqueda se ha enfocado cerca de la intersección de Pipeline Road y Country Lake Drive, cuyas fronteras tienen un vasto territorio boscoso en el este.

Los rescatistas no han reportado si Berecz llevaba comida, agua y otros abastecimientos para pasar la noche en un medio agreste. Berecz vive en Panama City, dijeron las autoridades.

“Las solicitudes de hoy tienen que ver con adicionales posse from la policía del Condado Washington para dar una mano”, reportó el 5 de septiembre la policía. “Los sabuesos de la cárcel del Condado BCSO han respondido y la unidad aérea de la BCSO ha estado buscando los tres días”.

Tommy Ford, jefe de la policía del Condado Bay, declaró que un sinfín de voluntarios se han ofrecido para participar en las labores de búsqueda.

Sin embargo, Ford dijo que las personas sin experiencia no deberían sumarse a los equipos de búsqueda y rescate.

“Aunque el deseo de ayudar es algo admirable, la BCSO le pide al público que no entre en el área de búsqueda”, dijo Ford. “A menos que una persona esté profesionalmente entrenada para realizar este tipo de búsqueda, muchas veces los que tratan de ayudar registrando el área de búsqueda, tienen un efecto opuesto y entorpecen los esfuerzos de rescate”.

Traducción de Jorge Posada