Senadores del PAN afirman que regulación de redes sociales es censura

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 9 (EL UNIVERSAL).- La propuesta para regular las redes sociales que lanzó el senador Ricardo Monreal Ávila, es un intento de censura y muestra los tintes autoritarios de la actual administración, acusaron senadores del PAN.

En un comunicado de prensa, los senadores rechazaron la iniciativa de Morena por considerar que pretende censurar las redes sociales y lamentó que estas sean las prioridades del partido en el Gobierno, en lugar de proponer y aprobar soluciones para enfrentar la crisis sanitaria y económica que enfrenta nuestro país.

"Mientras en otros países, los congresos están legislando sobre medidas para enfrentar la pandemia, como el fortalecimiento del sector salud, personal médico, infraestructura hospitalaria o vacunas, y en medidas para apoyar a las personas que han perdido su empleo y a los pequeños negocios que son amenazados por cerrar, la prioridad de Morena es regular las redes sociales", reprocharon.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, difundió su propuesta para regular las redes sociales digitales que incluye sanciones económicas hasta por 89 millones 600 mil pesos a las empresas que vulnere la libertad de expresión.

De acuerdo con el proyecto, el objetivo de la iniciativa es proteger la libertad de expresión de los usuarios de redes sociales, tanto en el ámbito individual y colectivo, además de evitar la "censura masiva y discrecional" de los particulares propietarios de las redes sociales.

Los legisladores consideraron que se pretende facultar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), un ente del Gobierno, a resolver sobre impugnaciones que presenten usuarios contra una red social, lo cual resultaría en un retroceso porque el IFT depende del Poder Ejecutivo y no está especializada en derecho a la información, libertad de expresión ni protección de datos personales.

"Le daría al gobierno un instrumento que le permita negar el acceso de una red social al mercado mexicano, o para revocar o no renovar una autorización de funcionamiento, lo que significa un riesgo mayor para la libertad de expresión", acusaron.

Atribuyeron la iniciativa a "los rasgos autoritarios de este Gobierno (...) pues les incomodan las voces críticas, los cuestionamientos y las exigencias que se le hacen desde los medios de comunicación y las redes sociales, por lo que pretenden acallar las voces que señalan el evidente y cada vez más profundo fracaso de este Gobierno".