Senadores de EE.UU. acusan a Biden de abandonar a las mujeres afganas

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 27 abr (EFE).- Senadores de EE.UU. acusaron este martes al presidente estadounidense, Joe Biden, de haber dejado a las mujeres afganas a merced de los talibanes con su decisión de sacar a todas las tropas de Afganistán en septiembre de este año.

Los senadores, republicanos y demócratas (el partido de Biden) expresaron temor por el futuro de las mujeres afganas durante una audiencia en un comité del Senado en la que compareció el representante especial de EE.UU. para la reconciliación afgana, Zalmay Khalilzad.

Khalilzad no aportó ningún detalle nuevo sobre el plan de retirada de EE.UU. y la OTAN, por lo que toda la atención mediática se centró en los senadores.

De todos los senadores, la intervención más esperada era la de la demócrata Jeanne Shaheen, fiera defensora de los derechos de las mujeres afganas.

La senadora quiso poner "rostro" a sus palabras. A su lado, colocó un póster con fotos de siete mujeres asesinadas el año pasado por los talibanes y que hace un mes recibieron a título póstumo un premio del Departamento de Estado en reconocimiento a su valor.

"Se les arrebató la vida por haber elegido vivir fuera de los estrechos límites que los talibanes y otros grupos extremistas consideran aceptables para las mujeres", manifestó Shaheen.

La senadora fue describiendo la vida de cada una de esas mujeres: cuál era su nombre, su profesión y qué estaban haciendo cuando fueron asesinadas.

Al llegar a la última fotografía, la del rostro de Maryam Noorzad, la voz de Shaheen se quebró.

"Para mí -dijo-, este es el acto más terrorífico de todas estas muertes barbáricas. Maryam estaba trabajando como matrona en un hospital de Kabul cuando fue asesinada. Estaba ayudando a una mujer a parir cuando el hospital fue atacado por tres talibanes armados. Ellos no solo mataron a Maryam porque se negó a dejar de trabajar, sino que también mataron a la mujer que estaba de parto. Y mataron al bebé".

Ya con voz firme, la senadora criticó que Biden haya accedido a sentarse a negociar con los talibanes, algo que hizo por primera vez su antecesor, Donald Trump (2017-2021), y pidió al mandatario que haga "todo lo que está en su poder" para ayudar a las mujeres de Afganistán.

En respuesta, Khalilzad se limitó a decir que comparte las preocupaciones de Shaheen y otros senadores sobre el futuro de las mujeres afganas.

Sin embargo, defendió la salida de EE.UU. de Afganistán y explicó que el Gobierno tiene herramientas diplomáticas, como sanciones, para ejercer presión sobre los talibanes si fuera necesario.

Asimismo, Khalilzad reiteró que Washington está presionando al Gobierno afgano y a los talibanes para que incluyan a las mujeres y miembros de otras minorías en su diálogo de paz, actualmente estancado.

Bajo el régimen talibán, que duró entre 1996 y 2001, se prohibió a las mujeres trabajar o adquirir una educación, se les obligó a cubrir sus cuerpos y no podían salir de su vivienda sin un familiar masculino.

(c) Agencia EFE