La senadora Juliana Di Tullio atacó al periodista Hugo Alconada Mon, víctima del espionaje

·4  min de lectura
La senadora Juliana Di Tullio, en la sesión sobre Bienes Personales; a su lado, Oscar Parrilli
La senadora Juliana Di Tullio, en la sesión sobre Bienes Personales; a su lado, Oscar Parrilli

La senadora kirchnerista Juliana Di Tullio atacó en la sesión de la Cámara alta al periodista de LA NACION Hugo Alconada Mon, a quien ligó con las operaciones denunciadas por el Gobierno sobre un supuesto plan para armar causas contra sindicalistas durante el gobierno de Mauricio Macri.

Paradójicamente, Alconada Mon fue víctima de espionaje por parte de agentes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) durante el macrismo y fue quien reveló en el libro “La raíz de todos los males”, en 2018, la existencia de una reunión en la que funcionarios, empresarios y espías se reunieron en una sede del Banco Provincia para diseñar una estrategia judicial contra Juan Pablo “Pata” Medina. Un video que se difundió esta semana confirmó aquella revelación de Alconada Mon y fue el origen de la denuncia penal que radicó la actual titular de la AFI, Cristina Caamaño.

En los sótanos del poder no existe la grieta

En el video quedó registrado el exministro de Trabajo provincial Marcelo Villegas pronunciando la frase: “Creeme que si yo pudiera tener -y esto te lo voy a desmentir en cualquier parte-, si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”.

Di Tullio, sin embargo, intentó relacionar a Alconada Mon con el hecho que él mismo reveló antes que cualquier otro periodista o medio. Lo involucró primero a partir de un dato que el periodista había publicado por Twitter esta misma mañana: reveló que el único de los asistentes a aquella reunión que no había sido identificado hasta ahora se llama Ricardo Alconada Magliano y es un primo de su padre a quien él nunca había tratado. Se dedica a la construcción e integra la Cámara de Desarrolladores Urbanos de La Plata.

Pero la senadora tergiversó lo ocurrido. “Faltaba la pata mediática de todo este escándalo”, dijo en su discurso, al comentar ese tuit. Y de inmediato pasó a recitar el fragmento del libro “La raíz...”, de Alconada Mon, en el que expuso aquel encuentro que ahora denuncia el gobierno de Alberto Fernández. Allí se lee, en la página 168: “¿Algún día se sabrá todo lo que se habló en la reunión decisiva que funcionarios bonaerenses y de la Municipalidad de La Plata, empresarios, representantes de colegios profesionales y dos agentes de la AFI debatieron en una oficina del Banco Provincia antes de que se desatara la ofensiva contra el “Pata”?”.

De nuevo tergiversando lo ocurrido, la senadora ironizó: “¡Es adivino Alconada Mon! Es un mago. Es un genio. Es un mago”. Y añadió: “¡Va a tener que dar explicaciones en sede judicial! ¡Estoy harta de la connivencia de los periodistas que se hacen los estúpidos y las estúpidas! No tengo nada que esconder. Nada. No como la enorme mayoría de los que aparecen en los sets de televisión y en todos los canales y los radios de todo el país. Y por supuesto de los que escriben en los diarios”. La presidenta del Senado, Cristina Kirchner, asentía desde el estrado.

Vigilado

Lo que no explicó la senadora es por qué si el periodista fuera parte de una maniobra turbia hubiera sido quien la contó en público por primera vez. Intenta ligarlo a uno de los asistentes por el simple hecho de tener un parentesco lejano (hoy habló con él por primera vez antes de publicar en Twitter su identidad, para corroborar una versión que lo señalaba como el misterioso asistente sin identificar). Y eludió comentar que Alconada Mon forma parte, como víctima, de la investigación judicial abierta por espionaje contra los servicios de inteligencia del macrismo.

En esa causa de espionaje ilegal, se reveló que agentes de la AFI siguieron a Alconada Mon, fotografiaron su auto, la casa donde vive con su esposa e hijos menores de edad, y hasta la casa de sus padres, además de intentar identificar sus fuentes periodísticas.

Alberto Fernández: “Las imágenes encontradas en la AFI son de una enorme gravedad institucional”

El pedido de Di Tullio para que la Justicia lo llame a declarar puede ser redundante. El testimonio de Alconada Mon ya ha sido pedido por la defensa de Medina, a partir de la revelación publicada en el libro de 2018.

La senadora por Buenos Aires -que llegó a su banca tras las renuncias de Cristina Kirchner y Jorge Taiana- dijo también que los principales diarios del país casi no informaron sobre la denuncia de la AFI. “Usted vio presidenta que esto no salió casi en ningún diario”, afirmó. Y señaló a LA NACION: “Dio algo LA NACION. Tuvo que sacar alguito y después nada más”. Sin embargo, LA NACION publicó la noticia el lunes -al mismo tiempo que todos los medios que tuvieron la información- y desde entonces cubrió profusamente el derrotero judicial de la denuncia y las reacciones que generó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.