La senadora Jeanine Áñez se proclama presidenta interina de Bolivia; Evo dice que se ha consumado el golpe

Newsweek México

La senadora de derecha Jeanine Áñez se proclamó como presidenta interina de Bolivia, después de que Evo Morales saliera del país para recibir asilo político en México.

En una sesión legislativa sin quórum, Áñez dijo que conforme a la Constitución política y ante el impedimento definitivo del presidente y en ausencia del vicepresidente debe suceder la presidenta del Senado.

“Conforme al texto y sentido de la Constitución, como presidenta de la Cámara de Senadores asumo de inmediato la presidencia del Estado del interior y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, declaró.


Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se había autoproclamado momentos antes presidenta de la cámara alta, ante la ausencia de la titular del órgano y del primer vicepresidente, supuestamente asilados en la embajada de México en Bolivia. “Queremos convocar a elecciones lo más pronto”, dijo en un discurso.

Te interesa:  Aterriza Evo Morales en México luego de un complicado trayecto aéreo 

La Constitución establece que tras la renuncia del mandatario Evo Morales el domingo debía asumir en línea sucesoria el vicepresidente, el titular del Senado o el jefe de Diputados, pero todos renunciaron también a sus cargos.

En la sesión solo estuvieron presentes asambleístas de la oposición, pues los integrantes de el Movimiento al Socialismo (MAS) manifestaron que no participarían. Previamente los jefes de bancada de ambas cuerpos legislativos habían pedido garantías para poder asistir a la sesión congresal, donde debía leerse la renuncia de Morales al mando de la nación, como manda el precepto constitucional.

Añez, de tendencia derechista, se trasladó luego a la casa de Gobierno donde con una Biblia en la mano se dirigió a sus adherentes: “Es un compromiso que hemos hecho ante el país y, por supuesto, lo vamos a cumplir”.

La proclamación de Áñez fue rechazada por Evo Morales, quien ya se encuentra en territorio mexicano, y lo calificó como el “golpe más artero y nefasto de la historia”.

“Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia. Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por FFAA y Policía que reprimen al pueblo”.


 

Con información de AFP