La senadora clave del Frente de Todos cuyo apoyo Kicillof no tiene garantizado

·3  min de lectura
Fernando Gray en campaña junto a Axel Kicillof
Twitter @fernandogray

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, tuvo un motivo de festejo en medio de la derrota electoral del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires: logró emparejar fuerzas en el Senado bonaerense con la oposición. El resultado electoral dejó a los bloques del oficialismo y de Juntos empardados en 23 integrantes cada uno, con la presidencia de la Cámara en manos de la vicegobernadora, Verónica Magario, que desempataría en las votaciones. Hasta esos comicios, Kicillof tenía 20 senadores propios, contra 26 opositores.

El nuevo escenario de paridad, que no exime al oficialismo de la complicación de obtener la mitad más uno de los integrantes para lograr quorum, tiene un ingrediente más que lo complejiza, porque el respaldo de una de las bancas que el Frente de Todos cuenta no está garantizado en todas las sesiones. Se trata de la que ocupa Magdalena Goris (“Magui Gray”, como suele figurar en las boletas electorales), senadora por la tercera sección electoral y esposa del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, enemigo declarado de Máximo Kirchner en el Partido Justicialista provincial.

Tras las fuertes críticas de la oposición, el Gobierno condenó la presencia en Nicaragua de un acusado de volar la AMIA

Goris se ausentó en la sesión del martes 28 de diciembre último, en la que la Legislatura habilitó una nueva reelección para los intendentes. Fue la única que no estuvo en el Senado, en lo que se interpretó como un mensaje político hacia la gobernación llegado desde Esteban Echeverría. “Son un equipo”, aseguraron fuentes municipales sobre el funcionamiento del binomio político de la senadora y el intendente.

En esa sesión, la ausencia de Goris no fue definitoria porque sectores de Juntos acompañaron el aval a nuevas reelecciones de intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares bonaerenses. Pero en las sesiones de 2022, el posicionamiento de la senadora puede ser fundamental. Sin Goris en el recinto, o presente pero con una postura distinta a la del oficialismo, el empate entre el Frente de Todos y Juntos, en 23 senadores cada uno, puede desarmarse y dejar arriba a la oposición.

Fernando Gray en campaña junto a Axel Kicillof
Twitter @fernandogray


Fernando Gray en campaña junto a Axel Kicillof (Twitter @fernandogray/)

Según pudo saber LA NACION, Gray está disconforme porque no se concretó una reunión con Kicillof, encuentro que pidió en noviembre y que consideraba importante para definir el presupuesto municipal en su distrito. En su entorno recordaron que sostuvo reuniones similares antes de aprobar los presupuestos municipales con varios exgobernadores, como Daniel Scioli o María Eugenia Vidal.

Cerca de Kicillof señalaron que “no hubo oportunidad de encuentro el año pasado”, y descartaron que el posicionamiento de la senadora Goris pueda resultar conflictivo para el oficialismo. “Ni Verónica [por Magario] ni Teresa [por García, jefa del bloque oficialista en el Senado] han manifestado que haya alguna actitud conflictiva de la senadora”, plantearon a LA NACION.

En los anexos del presupuesto 2022 de la provincia de Buenos Aires figuran previstos para Esteban Echeverría proyectos de construcción de viviendas, pavimentos y obras hídricas. Se trata de la continuidad de obras de la gestión bonaerense anterior.

Horacio Rodríguez Larreta sostuvo que le “parece gravísimo” que el Presidente avale un “ataque a la Corte”

El juego legislativo de Goris con el oficialismo, como quedó demostrado con su ausencia en la sesión por las reelecciones, no está garantizado. “Se analizará caso por caso”, afirmaron cerca de la senadora ante la consulta de LA NACION sobre su presencia y apoyos en sesiones futuras.

En 2013 y 2019, Goris fue elegida como concejala de Esteban Echeverría, municipio que Gray gobierna desde 2007. En 2019, ganó una banca de senadora bonaerense por la tercera sección electoral y tiene mandato hasta 2023.

Sin embargo, la principal usina de conflicto para Gray no es Kicillof, sino Máximo Kirchner. El intendente de Esteban Echeverría fue el escollo más persistente para el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner en su avance hacia la presidencia del PJ bonaerense. El reclamo de Gray llegó hasta la Corte Suprema de Justicia. Pero la gestión de Kicillof, sobre todo antes de que se produjeran los cambios de gabinete con ingresos de intendentes a la gestión, también fue centro de críticas hechas en reserva por los jefes comunales peronistas del conurbano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.