El senador Bob Menéndez ve llegada la hora de sancionar a Nicaragua

·2  min de lectura

Miami, 3 jun (EFE News).- El senador demócrata Bob Menéndez, que preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, considera que "es hora" de utilizar las herramientas provistas por el Congreso de EE.UU. para sancionar a quienes socavan la democracia en Nicaragua.

En una declaración enviada a Efe, Menéndez condenó las "acciones autoritarias" del presidente Daniel Ortega contra la opositora Cristiana Chamorro, que ha sido inhabilitada para ser candidata en las próximas elecciones en razón de un supuesto caso de lavado de dinero y está en arresto domiciliario.

A juicio del senador de origen cubano, Ortega demuestra "un desprecio absoluto por el estado de derecho y la piedra angular de cualquier democracia: elecciones libres, justas y transparentes".

"Viendo como el régimen desesperado de Ortega cada vez está más resuelto a convertirse en la tercera dictadura de América Latina, estoy más comprometido que nunca en trabajar con el secretario (de Estado, Antony) Blinken y la administración Biden para asegurar elecciones democráticas que permitan a los nicaragüenses tomar el control de sus propios procesos políticos y de sus oportunidades económicas", agregó.

Menéndez recordó que en 2018 "el Congreso promulgó herramientas políticas para implementar sanciones selectivas contra funcionarios nicaragüenses que socavan la democracia, perpetúan la corrupción y violan los derechos humanos".

"Ya es hora de utilizarlas", afirmó en su declaración.

Por su parte, Blinken afirmó este miércoles en Costa Rica que Nicaragua va en la "dirección opuesta" a lo que pueden ser unas elecciones justas y libres.

En una entrevista con el diario La Nación, Blinken aseguró que la situación de Nicaragua no solo preocupa a Estados Unidos, sino que también al hemisferio en general.

El secretario de Estado expresó en la entrevista que "los eventos de las últimas 24 horas dan aún más evidencia de ello".

Cristiana Chamorro Barrios, de 67 años, es hija de la expresidenta Violeta Barrios, que ganó a Ortega en las elecciones de 1990, y del periodista Pedro Joaquín Chamorro, crítico de la dictadura de Anastasio Somoza y asesinado en 1978.

Chamorro Barrios, vicepresidenta del diario La Prensa de Managua, es la figura de la oposición nicaragüense con mayor probabilidad de ganar las elecciones de noviembre en Nicaragua, en las que Ortega busca un quinto mandato consecutivo.

La opositora fue inhabilitada este miércoles por un fallo judicial para participar en esa contienda bajo el argumento de "no estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos" debido a una investigación abierta por presunto lavado de dinero en una fundación que dirige.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.