El Senado uruguayo vota el articulado del proyecto de la reforma jubilatoria

Montevideo, 28 dic. (EFE).- La Cámara de Senadores de Uruguay comenzó a votar este miércoles el articulado de la reforma del sistema de Seguridad Social del país, luego de aprobar el proyecto general un día antes.

Este martes, tras más de 11 horas de debate, el proyecto presentado por el Ejecutivo de Luis Lacalle Pou fue aprobado en su totalidad para pasar ahora a la discusión artículo por artículo antes de ir a Diputados.

Dicha aprobación se dio con los votos de los legisladores de los cinco partidos que integran la coalición de Gobierno encabezada por el centroderechista Partido Nacional, mientras que los de la principal fuerza política de oposición, el izquierdista Frente Amplio, se manifestaron en contra.

Durante la sesión, además, un grupo de opositores al proyecto convocados por la central sindical de Uruguay, el PIT-CNT, emitió cánticos desde las barras, que fueron desalojadas para preservar el orden, como dispone el reglamento del recinto.

El pasado 20 de octubre en una conferencia de prensa, Lacalle Pou aseguró que la reforma -elaborada por una Comisión de Expertos en Seguridad Social, presidida por el abogado Rodolfo Saldain- es "necesaria, sostenible y solidaria".

Este martes, durante su intervención en la Cámara Alta, el senador Sergio Botana, del Partido Nacional, señaló que el proyecto es positivo, porque "siembra igualdad, aumenta la jubilación al pobre y asegura la de todos".

"Votamos una reforma para que los trabajadores del futuro también se jubilen; una reforma que ayude al niño, a la mujer, a la persona con discapacidades, a los trabajadores con dificultades para generar causal", apuntó.

Por su parte, Silvia Nane, senadora del Frente Amplio, coalición de izquierdas que gobernó Uruguay entre 2005 y 2020, expresó que su fuerza no iba a acompañar el proyecto por considerarlo "incompleto, injusto y fuertemente negativo en algunos aspectos centrales".

Nane esgrimió que a pesar de mostrarse como "el paladín" del proyecto, Lacalle Pou incumplió con esta reforma una de sus promesa de campaña, la de no aumentar la edad jubilatoria, que, bajo este proyecto pasará de los 60 a los 65 años de edad.

La senadora opositora dijo que considera "grave" que se modifique de esta forma "las reglas del juego" para un millón de trabajadores con la mira puesta en las finanzas y no en las personas.

"Estas reformas no deben tener en cuenta exclusivamente la sustentabilidad financiera, deben contemplar que el sistema siga teniendo la cobertura y que mejore la protección que brinda a las personas, o sea que tenga sustentabilidad social", remarcó.

Según indicaron a la Agencia EFE fuentes parlamentarias, en febrero de 2023 habrá una sesión especial para dar ingreso al mencionado proyecto a la Cámara Baja.

(c) Agencia EFE