Senado: la reforma del impuesto a las ganancias, un paso más cerca de ser ley

Gustavo Ybarra
·3  min de lectura
Claudio Moroni, Ministro de Trabajo de la Nación
Claudio Moroni, Ministro de Trabajo de la Nación

Con el apoyo en disidencia parcial de Juntos por el Cambio, un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Trabajo del Senado le dio luz verde al proyecto de ley que reforma el impuesto a las ganancias para eximir de su pago a aquellos asalariados y jubilados que perciban ingresos hasta $150.000 brutos mensuales.

El proyecto fue defendido por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario de Políticas Tributarias del Ministerio de Economía, Roberto Arias. Con la firma del dictamen, la iniciativa, que fue aprobada en la mañana del último domingo por la Cámara de Diputados, quedó en condiciones de ser sancionada por el Senado la semana próxima.

Los senadores de Juntos por el Cambio acompañaron el despacho, pero lo hicieron en disidencia parcial por considerar insuficiente la medida.

“Hablamos de aliviar la situación de los asalariados y los jubilados, pero nada decimos de los autónomos y de aquellos que quieren generar empleo”, destacó Víctor Zimmermann (UCR-Chaco).

También cuestionó la política tributaria del Gobierno el macrista Esteban Bullrich (Buenos Aires). “Esta es una oportunidad perdida. Esta ley no hace nada para reactivar el empleo, porque le bajamos impuestos a los trabajadores, pero le subimos impuestos a los que generan empleo ”, dijo el senador, quien criticó al oficialismo porque “trae propuestas cerradas, sin ninguna posibilidad de modificación”.

Le salió al cruce el jefe del bloque oficialista, José Mayans (Formosa), quien destacó que el esfuerzo fiscal asciende a los $48.000 millones y recordó que “en el gobierno anterior se duplicó la cantidad de trabajadores que pagaban impuesto a las Ganancias”.

“No hay que olvidarse que recibimos un gobierno en emergencia plena, un país en default, la devaluación, el tarifazo. El impacto sobre el trabajador fue fuerte y eso descalabró el consumo”, agregó Mayans.

Según explicó el secretario Arias, la medida alcanzará a un total de 1,5 millón de personas, ya que al 1,3 millón que dejarán de tributar el impuesto se le sumarán otras 200.000 que pagarán menos por el escalonamiento de la alícuota hasta los $173.000 de ingresos brutos mensuales.

“Esta es una ley que todos estábamos esperando”, afirmó, por su parte, Moroni al defender el proyecto ante el plenario de comisiones, quien aseguró que su sanción ayudará “al cumplimiento que se fijó nuestro Gobierno de aumentar los salarios reales y a la reactivación” de la economía.

Moroni estimó que con esta reforma pagarán Ganancias “entre el 7% y el 8%” de los asalariados y jubilados. “Nos parece justo que este sea el rango porque vemos que esa porción representa el 25% de la masa salarial total”, afirmó. “Nos parece correcto que tributen este impuesto”, agregó.

El jefe de la cartera laboral justificó la falta de respuesta a la situación de los trabajadores autónomos en el bajo aporte que realizan al sistema de seguridad social que, dijo, “está siendo sostenido por los trabajadores en relación de dependencia”

“Cuando vemos el tipo de contribución que hacen los autónomos al sistema de seguridad social, es totalmente deficitaria”, remarcó el ministro en respuesta a una inquietud planteada por Julio Cobos (UCR-Mendoza).

La radical tucumana Silvia Elías de Pérez también cuestionó que el proyecto deje al Poder Ejecutivo la posibilidad de establecer las escalas del impuesto hasta los que perciban $173.000 de ingreso bruto mensual. “Es inconstitucional, no podemos delegar facultades en materia tributaria”, alertó la senadora.

El oficialismo cerró filas con la postura de los funcionarios y rechazó la posibilidad de modificar la iniciativa, ya que demoraría su sanción porque debería volver en segunda revisión a la Cámara de Diputados.

“Esta es una ley largamente esperada por los argentinos, que va a traer alivio a trabajadores y jubilados y va a ser un elemento fundamental de la reactivación de la economía”, afirmó el oficialista Carlos Caserio (Córdoba), presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

La comisión volverá a reunirse mañana, a partir de las 15, para discutir el proyecto de ley que modifica el monotributo, también aprobado por la Cámara baja el fin de semana, con la participación de la directora de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.