Senado mexicano no autoriza el nuevo grupo parlamentario de varios partidos

·2  min de lectura

Ciudad de México, 29 sep (EFE).- El Senado mexicano rechazó este miércoles la solicitud de cinco legisladores de varios partidos, tanto oficialistas como opositores, que pretendían formar un nuevo grupo parlamentario puesto que le petición está fuera de plazo.

"Soy la primera en dar la bienvenida a la alianza que se integró de cinco senadoras y senadores, a quienes respeto mucho, pero a quienes jurídicamente no podemos reconocer como grupo parlamentario", expresó en redes la presidenta de la Cámara Alta, Olga Sánchez Cordero.

La líder del Senado, quien hasta agosto pasado era secretaria de Gobernación federal, dijo que "habrá que explorar otras opciones para su conformación".

El pasado lunes, cinco senadores solicitaron a la dirección de la Cámara Alta conformar un nuevo grupo parlamentario llamado Plural, con el que pretenden actuar "de manera libre de cualquier formación partidista".

La solicitud fue firmada Germán Martínez, del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena); Alejandra León y Nancy de la Sierra, del izquierdista Partido del Trabajo (PT); el expresidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN) Gustavo Madero y el senador independiente Emilio Álvarez-Icaza, excomisionado de Derechos Humanos.

Pero Sánchez Cordero explicó este jueves que la ley establece que la petición de un grupo parlamentario se debe realizar "a más tardar el 28 de agosto del año de la elección" y que se constituyen en la primera sesión ordinaria de la legislatura, es decir el pasado 1 de septiembre.

"No hay lugar a interpretaciones", concluyó Sánchez Cordero, exmagistrada de la Suprema Corte.

La nueva legislatura arrancó el pasado 1 de septiembre con la mirada puesta en tres reformas constitucionales que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere aprobar en materia energética, electoral y de seguridad.

Morena y sus aliados, el PT y el Partido Verde (PVEM), no cuentan con la mayoría calificada de dos tercios de la Cámara de Diputados y del Senado para modificar la Constitución, con lo que necesitarán el apoyo de partidos de la oposición.

López Obrador consideró este miércoles que los senadores "son libres", pero les pidió que no actúen en función de "intereses personales".

"Nosotros vamos a seguir impulsando la transformación de México y si los legisladores votan en contra de nuestras iniciativas, allá ellos", zanjó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.