Senado: el kirchnerismo presiona para lograr una sesión especial en repudio al atentado a Cristina, aún sin la oposición

·2  min de lectura
Inicio de sesión en el Senado de la Nación con la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.
Inicio de sesión en el Senado de la Nación con la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. - Créditos: @Santiago Filipuzzi

El kirchnerismo busca forzar la convocatoria a una sesión especial en el Senado para este miércoles en apoyo y respaldo a la vicepresidenta Cristina Kirchner, tras el intento de magnicidio del que fue víctima el jueves de la semana pasada.

Con ese objetivo en la mira, el jefe del interbloque oficialista, José Mayans (Formosa), contactó a senadores de bloques aliados para asegurarse su presencia en la sesión especial y así reunir el quorum necesario que les permita abrir la sesión. De todas maneras, la convocatoria todavía no es oficial.

Cinco amigos del atacante de Cristina Kirchner aportaron elementos que complican a Fernando Sabag y a su novia

Además, convocó a los senadores del Frente de Todos a una reunión de bloque para esta tarde, a las 18, con el objetivo de terminar de definir si tendrán los números para sesionar y, en el caso de que los tengan, bajar los lineamientos de los discursos que se escucharán en el recinto.

El tanteo oficialista en la búsqueda de reunir el quorum necesario se extendió a senadores propios que superan trances relacionados con su salud, como el puntano Adolfo Rodríguez Saá, que se encuentra en reposo médico luego de haber superado una neumonía que obligó a internarlo por casi una semana.

El domingo último, Mayans se comunicó con su par del bloque radical, Luis Naidenoff (Formosa), para tratar de citar este martes a una sesión especial en respaldo a la vicepresidenta. Sin embargo, el líder opositor rechazó la propuesta con el argumento de que las bancadas de la Cámara alta ya habían expresado su repudio y pedido de pronto esclarecimiento del incidente en un pronunciamiento conjunto emitido al filo de la medianoche del mismo jueves.

Sin embargo, los sectores más radicalizados del kirchnerismo mantienen su presión sobre Mayans con el argumento de que es necesario abrir el recinto de la Cámara alta para hacer una manifestación más concreta y contundente sobre el intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

El fiscal Carlos Rívolo pidió investigar las comunicaciones de la custodia de Cristina Kirchner

La idea del sector ultra es replicar la sesión especial celebrada el sábado en la Cámara de Diputados, en la cual se aprobó un repudio al atentado, pero en un clima de tensión ante el temor de que el oficialismo avanzara con la idea agitada desde los sectores más radicalizados del kirchnerismo de culpar por el intento de magnicidio al clima generado por el supuesto “discurso de odio” de dirigentes de Pro, como deslizaron varios dirigentes en los días posteriores al incidente.