El Senado tiene frenado desde marzo el acuerdo para los ascensos de 180 militares

·4  min de lectura
El ministro Jorge Taiana, junto a los jefes militares el día de su asunción en la Casa Rosada
Ministerio de Defensa

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, realizó gestiones para destrabar los pliegos de los ascensos de más de 180 militares, entre ellos los que corresponden a los más altos mandos de las Fuerzas Armadas, que se encuentran paralizados en el Senado, a la espera de que sean tratados en la Comisión de Acuerdos. Hasta ahora, esos intentos no tuvieron resultados efectivos.

Los pliegos fueron enviados al Congreso en marzo y el año electoral, sumado a la decisión de priorizar el frente judicial, ante la necesidad de garantizarlos nombramientos de jueces y fiscales, postergó el tema militar en la comisión que conduce la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos-Mendoza), que debe aprobar los acuerdos, antes de girar los ascensos a las sesiones plenarias del cuerpo.

El Gobierno sumará a la diputada Gabriela Cerruti como vocera oficial

Las listas de los militares propuestos para ascender fueron elaboradas durante la gestión de Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa. Su sucesor Taiana no incorporó cambios, aunque se espera que se afiance la mirada del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) sobre los pliegos, pese a que los 38 años transcurridos desde el fin de la dictadura militar garantizan que todos los militares propuestos para ascender fueron formados en el período democrático.

Es el caso del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división Juan Martín Paleo, que ocupa el cargo máximo y aspira a ser promovido a teniente general, la jerarquía que corresponde a la función que desempeña.

Lo mismo ocurre con los jefes del Ejército, general de división Agustín Humberto Cejas; de la Armada, vicealmirante Julio Horacio Guardia, y de la Fuerza Aérea, brigadier mayor Xavier Julián Isaac, también aspirantes al máximo grado en sus fuerzas. Designados en sus cargos por el presidente Alberto Fernández, en los últimos dos años mantuvieron a las Fuerzas Armadas afectadas a la emergencia de la pandemia, con la realización de 46.200 tareas acumuladas. Desde la distribución de alimentos a la instalación de hospitales reubicables y el traslado del personal sanitario.

En noviembre de 2020, cuando el actual ministro Taiana ocupaba una banca en el Senado, el kirchnerismo borró de la lista de aspirantes al ascenso a dos militares que habían declarado en la Justicia en causas que comprometían a Amado Boudou y Milagro Sala. Se trata de los tenientes coroneles Jean Pierre Claisse y Walter Rovira, que siguen en actividad pero cuyos futuros son un interrogante.

Durante el debate, el senador Julio Martínez (UCR-La Rioja) atribuyó la eliminación de ambos oficiales a presiones del kirchnerismo, cuando sus nombres no habían sido objetados en la Comisión de Acuerdos.

Varios kirchneristas de paladar negro integran la estratégica Comisión de Acuerdos, como Fernández Sagasti (Mendoza), Oscar Parrilli (Neuquén) y Claudia Ledesma Abdala de Zamora (Santiago del Estero), a los que se suma el jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans (Formosa).

Las listas de los ascensos aún no tratados por el Senado alcanzan a 180 oficiales superiores de las Fuerzas Armadas
Ejército Argentino


Las listas de los ascensos aún no tratados por el Senado alcanzan a 180 oficiales superiores de las Fuerzas Armadas (Ejército Argentino/)

Los militares postergados

Los pliegos retrasados postergan en el Ejército los ascensos de cinco generales, seis coroneles y 79 tenientes coroneles en el Ejército.

Los cinco generales de brigada son Guillermo Olegario Gonzalo Pereda, director general de Planeamiento Militar del Estado Mayor Conjunto; Juan Antonio Zamora, inspector general del Ejército; Gustavo Pedro Tejeda, titular de Educación y vicerrector de la Universidad de la Defensa Nacional; Horacio Martín Señoriño, comandante de la División 3, con sede en Bahía Blanca, y Diego Martín López Blanco, conductor de la División 1, con asiento en Curuzú Cuatiá.

El retraso en el tratamiento de los ascensos alcanza en la Armada a los contralmirantes Eduardo Antonio Traina, subjefe de la fuerza, y Edgar Daniel González, inspector general naval.

A ellos se suman los capitanes de navío Juan Carlos Romay (director de la Escuela Naval Militar), Marcelo Luis Fernández (comandante del Área Naval Atlántica), Claudio Dante Gardenal (Área Naval Fluvial), Sergio Gustavo Martino (director de Relaciones Institucionales, Juan Carlos Coré (director general de Inteligencia), Marcelo Jorge Calvete (director general de Material) y Oscar Pedro Grasso (Investigación y Desarrollo), que superaron los tests de las juntas de clasificación y están en condiciones de pasar a ser contralmirantes. Siguen en la lista otros 46 capitanes de fragata.

En la Fuerza Aérea esperan definiciones sobre sus promociones el brigadier Sergio Larsen, actual inspector general, y los comodoros Diego Fabián García, que viene de ser agregado militar en Chile y hoy es director de Planes, Programas y Presupuesto; Fabián Carlos Celotto, ex agregado aeronáutico en Francia y actual director general de Inteligencia en el Estado Mayor Conjunto; Walter Lanutti, director general de Intendencia en la Fuerza Aérea; Fernando Patricio Valentich, quien estuvo destinado en Estados Unidos y hoy integra el área de Educación en la fuerza; Guillermo Alberto Stahl, director de Investigación y Desarrollo, y Carlos Héctor Valdés, jefe del Cuartel General en el edificio Cóndor.

La lista se completa con otros 23 vicecomodoros, que aspiran al grado inmediato superior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.