Senado: sin escuchar a Guzmán, el kirchnerismo firmó el dictamen a una nueva moratoria previsional

·4  min de lectura
La presidenta de la Reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social
La presidenta de la Reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social - Créditos: @Prensa Senado

Apremiado por el inminente vencimiento de la moratoria vigente, que operará el 22 de julio próximo, los senadores kirchneristas aplicaron su mayoría y firmaron dictamen en la Comisión de Trabajo al proyecto de ley que establece un nuevo programa de regularización de deudas previsionales para aquellos que estén a punto de jubilarse.

Polémica en el Polo Obrero por el cobro de un 2% de cada plan social que reciben sus militantes

El oficialismo rechazó, así, los pedidos de Juntos por el Cambio, que reclamó la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán, para que diera su punto de vista sobre cómo impactará en las metas comprometidas con el FMI el costo fiscal de la nueva moratoria.

Las cifras no son menores. Según informó la oficialista Juliana Di Tullio (Buenos Aires); presidenta de la Comisión de Trabajo, el plan le costará al Estado casi unos $200.000 millones en los próximos dos años. Los datos fueron suministrados por la Anses, aclaró la senadora.

“Esto deberíamos discutirlo en plenario con la Comisión de Presupuesto y citar al ministro Guzmán para que diga cuánto impactan estas cifras en las metas comprometidas con el FMI”, planteó Guadalupe Tagliaferri (Pro-Capital). “Creo que deberíamos preguntarle al ministro su opinión, porque 184.000 millones de déficit para el año próximo es toda una cifra”, se sumó Carmen Alvarez Rivero (Pro-Córdoba).

Sin embargo, el oficialismo no cedió ante los pedidos de la oposición. “Todas las preguntas ya fueron respondidas y tenemos posiciones diferentes. Mi intención es que (el dictamen) llegue al recinto con los tiempos reglamentarios porque hay una necesidad urgente ya que el próximo 22 de julio vence la actual moratoria”, replicó Di Tullio.

Con el dictamen firmado, la iniciativa quedó en condiciones de ser llevada al recinto la semana que viene. Sin embargo, la próxima sesión recién se celebraría el jueves 30, según informaron fuentes del Frente de Todos.

El proyecto establece bajo el título de “Plan de Pago de Deuda Previsional” una moratoria para aquellas personas que se encuentren cerca de jubilarse y que deban varios períodos de aportes al sistema.

En planes de hasta 120 meses de duración, quienes adhieran al programa podrán regularizar aportes faltantes hasta diciembre de 2008 mediante un sistema de cuotas que serán descontadas de manera automática del haber jubilatorio.

Además, al plan también podrán acogerse quienes estén dentro de los diez años antes de alcanzar la edad jubilatoria y que tampoco lleguen a cumplir con los 30 años de aportes, los que podrán ir pagando en cuotas los períodos faltantes.

Los pagos tendrán un valor equivalente al 29% de la base mínima imponible de remuneración, índice que publica la Anses y que se actualiza cada tres meses. Según explicó uno de los autores de la iniciativa, el oficialista Mariano Recalde (Capital), ese monto alcanza en la actualidad a 3187 pesos.

Este plan podrá aplicarse a regularizar aportes faltantes hasta el 31 de marzo de 2012 y será accesible para mujeres de entre 50 y 59 años y varones de entre 55 y 64 años.

La oficialista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), coautora del proyecto, explicó que esta moratoria beneficiaría a unas 500.000 personas que están en condiciones de jubilarse este año y deben aportes. El año próximo, esa cifra llegaría a las 300.000 personas.

“Este proyecto hace posible ampliar la posibilidad de que la gente pueda jubilarse y de que el Sistema Integrado Previsional Argentino se sostenga y sea solvente”, sostuvo la senadora mendocina.

En ese sentido, precisó que sin esta iniciativa “sólo una de cada diez mueres y tres de cada diez hombres podrían jubilarse” en los próximos años.

“No nos parece justo que alguien que no hizo ningún aporte pueda acceder a jubilarse, porque esto hace que el sistema deje de ser solidario”, se quejó Taglafierri, antes de pedir que se abriera la discusión a la Comisión de Presupuesto y Hacienda y que se invitara al ministro Guzmán para escuchar su opinión.

En ese sentido, la legisladora de Pro se quejó porque las cifras sobre el costo fiscal “no son oficiales, sino que fueron aportadas por los senadores” autores del proyecto, y volvió a criticar por injusta a la moratoria, al afirmar que “no hace al sistema ni justo, ni sustentable ni solidario”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.