El Senado de EE.UU. condena los ataques contra el FBI tras el registro a Trump

·2  min de lectura

Washington, 20 sep (EFE).- El Senado estadounidense aprobó este martes por unanimidad una resolución que condena la creciente violencia y las amenazas contra agentes del FBI desde que esa fuerza policial registró la residencia del expresidente Donald Trump el pasado 8 de agosto en busca de documentos clasificados.

La Cámara Alta confió en un comunicado en que su reclamo sirva como ejemplo de apoyo a esas personas y como recordatorio de que "aquellos que explotan acontecimientos políticos a expensas de esos hombres y mujeres están más allá de los límites de un comportamiento constitucional".

El senador demócrata Dick Durbin, jefe del Comité Judicial del Senado, admitió que desde ese registro a la mansión de Trump "el FBI ha recibido un aluvión de amenazas contra sus empleados y sus instalaciones que han sido impulsadas por el expresidente y sus aliados".

"Los hombres y mujeres del FBI arriesgan su vida cada día por nosotros (...) pero el incremento de las amenazas a su seguridad personal desde el registro del 8 de agosto en Mar-a-Lago es chocante", apuntó.

Durbin se hizo eco además de la creciente preocupación sobre la difusión pública de información personal sobre trabajadores del FBI y de sus familias.

La resolución de condena de la violencia perpetrada contra el personal de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) fue aprobada sin objeción.

En el registro realizado por el FBI se encontraron documentos clasificados y secretos que el expresidente republicano presuntamente se llevó consigo cuando dejó la Casa Blanca en enero de 2021.

Trump está siendo investigado por posible obstrucción a la Justicia, destrucción de documentos y violación de la ley de espionaje, que acarrean penas de cárcel.

El juez Raymond Dearie, nombrado como perito independiente para revisar los documentos decomisados este agosto, citó a los representantes de ambas partes este martes para una primera vista en una corte de Nueva York.

(c) Agencia EFE