El Senado comienza a debatir el Presupuesto: con la oposición dividida, se aprobaría sin cambios

MERLO, ARGENTINA - NOVEMBER 11: (L-R) President of the Chamber of Deputies Sergio Massa talks to Vice President of Argentina Cristina Fernandez as President of Argentina Alberto Fernandez and Governor of Buenos Aires Province Axel Kicillof  gesture during the closing rally of Frente de Todos party ahead of midterm elections on November 11, 2021 in Merlo, Argentina. After losing in most of the districts in the primary elections held on September 12, ruling party seeks to reverse the results on this Sunday 14th elections. (Photo by Tomas Cuesta/Getty Images)
Sergio Massa y Cristina Kirchner - Créditos: @Tomas Cuesta

Sin prisa pero sin pausa, el Senado se apresta a iniciar esta semana el debate del proyecto de ley de presupuesto 2023 , una discusión que se espera no tenga mayores sobresaltos, ya que el texto no sufriría ninguna modificación tal cual salió de la Cámara de Diputados, y que concluiría con la sanción de la ley a mediados del mes próximo.

Más allá de los fuegos de artificio de la frustrada cláusula que obligaba a los jueces a pagar Ganancias, en el oficialismo del Senado impera el conformismo con el texto aprobado por la Cámara baja en la mañana del último miércoles, tras una extensa sesión que duró alrededor de 20 horas.

Droga, dinero negro y muerte. La macabra trama que envuelve a jueces, fiscales y políticos con el poder narco de Rosario

En la oposición, en tanto, las divisiones están a la orden del día , con el Pro dispuesto a abstenerse a la hora de aprobar algunos artículos. Pero todo indica que buena parte de Juntos por el Cambio, con el radicalismo a la cabeza, apoyará la sanción de la iniciativa, tal como ocurrió en el tratamiento en la Cámara de Diputados.

Si bien todavía no está confirmada la hoja de ruta del tratamiento en la Cámara alta, fuentes oficialistas estimaron en diálogo con LA NACION que la ley estaría sancionándose entre el 16 y el 17 de noviembre próximos. La comisión emitiría dictamen en la semana previa.

El puntapié inicial de la discusión del presupuesto 2023 en el Senado está previsto para pasado mañana, cuando se reunirá la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Se estima que estarán presentes funcionarios del Ministerio de Economía, como el secretario de Programación Económica, Gabriel Rubinstein, siempre polémico para los cánones económicos del sector del Frente de Todos que lidera Cristina Kirchner.

Todavía no está definido si el titular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa, expondrá ante los senadores de la comisión. Según fuentes vinculadas con el expresidente de la Cámara de Diputados, el funcionario tendría previsto compartir un almuerzo con los senadores oficialistas, aunque nadie confirma la fecha ni, tampoco, la reunión.

Por lo pronto, en la agitada jornada del martes para el miércoles de la semana pasada, Massa se preocupó por cumplir con muchos de los pedidos de fondos formulados por los diferentes sectores en que se divide el oficialismo, conformando por igual a kirchneristas y a los gobernadores.

“No se va a cambiar nada, por supuesto”, confirmó a este diario un senador oficialista, al tanto de las negociaciones que, en la madrugada del miércoles último, mantuvo Massa para cumplir con los reclamos de la bancada del Gobierno.

“Las planillas que más discutieron los senadores son las de las obras públicas y están todas las que se pidieron”, precisó el legislador, marcando la conformidad de los senadores del interior con el texto aprobado por la Cámara baja.

Desde la oposición de Juntos por el Cambio deslizan una postura parecida, en el sentido de que podrá haber algún reclamo puntual de algunos senadores del interior, pero que no pasará eso, ya que el proyecto que salió de la Cámara baja contempla el máximo nivel de consenso que el Frente de Todos estuvo dispuesto a ceder para evitar que la oposición pudiera obstruir la sanción del presupuesto.

No repetir errores

En otras palabras, la intención fue evitar que se repitiera el escenario registrado a fines del año pasado, cuando en el final del debate en la Cámara baja la intervención de Máximo Kirchner terminó irritando a los bloques de Juntos por el Cambio, al extremo que terminaron votándolo en contra y rechazando el proyecto.

“Los temas políticos, como el pago de Ganancias para los jueces, dejaron disconformes a unos más y a otros menos, pero los sacaron y ya no las vamos a poder poner nosotros”, admiten voceros oficialistas, para ratificar que es casi imposible que el proyecto pueda ser devuelto a Diputados con alguna modificación.

Esteban Bullrich fue al show de Coldplay y la reacción de la gente al verlo fue emocionante

En ese sentido, quedan algunas incógnitas que se irán resolviendo con el inicio del debate en la Cámara alta. Así, por ejemplo, en el proyecto se ampliaron las partidas para subsidios al transporte en el interior del país, aunque no a tono con lo pedido por las provincias.

Por otro lado, Massa se preocupó por incrementar en casi $300.000 millones los fondos para planes y programas sociales. La cifra conformaría al kirchnerismo, que en las últimas dos semanas amagó con avanzar con la creación por ley de un ingreso para indigentes cuyo tratamiento quedó suspendido con la aprobación del presupuesto.