El Senado chileno ratifica al tercer candidato al fiscal nacional de Boric

Santiago de Chile, 9 ene (EFE).- El Senado chileno ratificó este lunes al candidato del Gobierno a nuevo fiscal nacional, el abogado Ángel Valencia, tras haber impugnado las dos propuestas anteriores del Ejecutivo.

Por 40 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, Valencia se pondrá durante los próximos ocho años al frente del Ministerio Público en medio de una crisis de inseguridad inédita y de la polémica generada por los indultos presidenciales a presos del estallido social y a un exguerrillero.

Valencia, abogado especializado en litigios penales, es la tercera opción del presidente chileno, Gabriel Boric, luego de que el Senado rechazase sus candidatos anteriores en un enfrentamiento institucional sin precedentes desde la creación del Ministerio Público en el año 2000.

"Las diferencias y los puntos de vista distintos no tienen por qué ser un obstáculo para tomar decisiones y para colaborar. Esperamos que ese espíritu no solo sea una excepción del día de hoy", dijo en una rueda de prensa la ministra del Interior, Carolina Tohá.

En Chile, el fiscal nacional es designado por el presidente de la República, que escoge a uno de los cinco candidatos propuestos por la Corte Suprema y debe ser ratificado por los dos tercios del Senado.

Abogado de la Universidad de Chile, trabajó como asesor de la Fiscalía Regional de Aysén (sur) y como fiscal adjunto en las Fiscalías de Valparaíso (centro) y Metropolitana Sur entre 2002 y 2006.

Desde 2006, Valencia ejerce como abogado privado especializado en la litigación de causas penales y era el candidato que mejores relaciones tenía con los parlamentarios desde el inicio.

De hecho, el presidente de la Cámara Alta, el socialista Álvaro Elizalde, se abstuvo de votar porque es amigo personal del ahora fiscal nacional.

A LA TERCERA, LA VENCIDA

La candidatura de Valencia generó además cierta polémica, pues llegó a defender a un antiguo juez acusado de delitos sexuales y a un ex alto cargo del cuerpo policial de Carabineros señalado por malversación de fondos públicos, entre otros casos.

Es la primera vez que el Senado impugna a candidatos designados por el presidente: el primero en ser rechazado el 30 de noviembre fue José Morales Opazo, actual fiscal adjunto jefe de la Fiscalía Local Santiago Norte, y el 19 de diciembre le tocó el turno a Marta Herrera, jefa de la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público.

El ente persecutor se encuentra descabezado desde que a finales del pasado septiembre Jorge Abbott dejó el cargo al cumplir el límite de edad de 75 años.

La ratificación de un nuevo fiscal nacional coincide con una crisis de inseguridad inédita, causada por el incremento del crimen organizado y la delincuencia.

También tiene lugar en plena polémica tras la renuncia de la ya exministra de Justicia y Derechos Humanos Marcela Ríos por el otorgamiento de 12 indultos presidenciales a presos condenados por diferentes delitos en el marco del estallido social de octubre de 2019 y a un exintegrante del grupo armado opositor a la dictadura Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

(c) Agencia EFE