El Senado argentino aprueba una declaración en repudio al ataque a Cristina Fernández

·3  min de lectura

Buenos Aires, 8 sep (EFE).- El Senado argentino aprobó este jueves una declaración en repudio al ataque sufrido por la vicepresidenta del país y titular de la Cámara Alta, Cristina Fernández de Kirchner, en una sesión especial que no contó con la presencia de parlamentarios opositores.

Conducida por la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma, la sesión concluyó con la aprobación de un texto consensuado entre los bloques presentes en la cámara, en donde expresaron su "más enérgico repudio al intento de magnicidio" ocurrido el pasado 1 de septiembre.

En el texto, aprobado por 37 votos afirmativos (35 procedentes de la coalición oficialista del Frente de Todos), los senadores también manifestaron su "absoluta solidaridad" con la vicepresidenta y su familia, al tiempo que exigieron el "pronto y completo" esclarecimiento de los hechos y la "condena para los responsables".

Durante la sesión, los parlamentarios que tomaron la palabra lamentaron los "discursos de odio" que, entienden, condujeron al intento de atentado contra Cristina Fernández.

"Solo pedimos que todos los actores de la sociedad seamos conscientes de que propagar el odio lleva a estas consecuencias. Creo que el jueves vivimos la última fase de la propagación del odio como un patrón y un disciplinamiento hacia la política", afirmó la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti.

Por su parte, el jefe del interbloque del Frente de Todos en el Senado, José Mayans, aprovechó su intervención para cargar contra la Justicia y los medios de comunicación, en línea con el discurso sostenido por el Gobierno nacional en los últimos días.

"No tenemos garantía de imparcialidad (en el juicio contra la vicepresidenta). Nosotros no decimos que no se juzgue, al contrario, pero queremos gente que tenga imparcialidad y no ejerza la violencia como lo están haciendo", aseveró Mayans.

"No queremos la impunidad de nadie, queremos la paz social sin ningún tipo de condicionamiento, eso es lo que queremos, y estamos acá por eso", agregó.

CRÍTICAS A LA OPOSICIÓN

La coalición opositora de Juntos por el Cambio, que cuenta con 33 bancas en el Senado, anunció este miércoles su decisión de no concurrir a esta sesión especial, al considerar que consistía un "uso político partidario" de las instituciones parlamentarias.

"La decisión del oficialismo de politizar el hecho (el atentado) e intentar responsabilizar a la Justicia, los medios y la oposición como instigadores del hecho indica la necesidad de evitar mayores niveles de confrontación y crispación social", señaló la formación opositora en un comunicado.

Mayans lamentó la ausencia de los senadores opositores, algo que interpretó como un "intento de censura".

"Una cosa es un comunicado, que lo hacemos en la emergencia, y otra es sentarnos en el recinto y poder expresarnos cada uno, porque la idea era esa (...). Los partidos políticos son instituciones fundamentales de la democracia y necesitamos la pronunciación de todos los partidos políticos en esto", sostuvo el senador oficialista.

Esta sesión, que se extendió por casi dos horas, no contó con la participación de la vicepresidenta, quien no ha hecho declaraciones públicas desde el intento de magnicidio.

(c) Agencia EFE