Semenya apelará ante Corte de Derechos Humanos de Europa

GERALD IMRAY
·1  min de lectura
ARCHIVO.- En foto del 30 de junio del 2019 Caster Semenya sonríe tras ganar los 800 metros en Prefontaine Classic de la Liga Diamante en Stanford, California. El martes 17 de noviembre del 2020 Semenya apelará ante la Corte de Derechos Humanos de Europa la reglamentación de World Athletics que le exige reducir sus niveles de testosterona de manera artificial para competir. (AP Photo/Jeff Chiu, File)
ARCHIVO.- En foto del 30 de junio del 2019 Caster Semenya sonríe tras ganar los 800 metros en Prefontaine Classic de la Liga Diamante en Stanford, California. El martes 17 de noviembre del 2020 Semenya apelará ante la Corte de Derechos Humanos de Europa la reglamentación de World Athletics que le exige reducir sus niveles de testosterona de manera artificial para competir. (AP Photo/Jeff Chiu, File)

CIUDAD DEL CABO, Sudáfrica (AP) — El abogado de Caster Semenya informó el martes que llevarán su caso a la Corte Europea de Derechos Humanos, en un aparente desesperado último recurso legal contra la regulación que requiere que la atleta sudafricana y otras mujeres reduzcan de manera artificial sus niveles de testosterona para competir.

Gregg Nott, quien ha representado a Semenya por más de una década, no dio ninguna fecha para someter el caso en la corte con sede en Estrasburgo, Francia, pero es poco probable que se resuelva antes de los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo verano.

Semenya, dos veces campeona olímpica en los 800 metros, ha perdido dos batallas legales en contra de los límites de testosterona que impuso World Athletics (la federación internacional de atletismo).

La reglamentación requiere que las mujeres con altos niveles de testosterona traten de reducirlos con pastillas anticonceptivas, inyecciones para bloquear hormonas o con cirugía. La regla aplica para los eventos de pista de entre 400 metros y una milla.

World Athletics argumenta que los altos niveles de testosterona le dan a Semenya y otras atletas una ventaja injusta.

Semenya, de 29 años, se ha rehusado a medicarse para alterar lo que ella denomina como algo natural y no ha podido competir desde junio pasado. Dice que intentará competir en los 200 metros en Tokio 2020.

En el comunicado, Nott dijo que hay “creciente apoyo” para Semenya “por parte de instituciones y organizaciones en todo el mundo”. Indicó que la Comisión de Derechos Humanos de Sudáfrica expresó su apoyo tras el anuncio del año pasado del Consejo de Derechos Humanos de la ONU del respaldo a la atleta.