Semana Santa: en qué se diferencian la Pascua cristiana de la judía y por qué las fechas cambian cada año

·3  min de lectura
Varios católicos sostienen velas en la Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén por las celebraciones de Semana Santa.
Varios católicos sostienen velas en la Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén por las celebraciones de Semana Santa.

Existe una festividad muy importante tanto para los cristianos como para los judíos: la Pascua.

Cada año, los fieles de ambas religiones se reúnen para conmemorar y recordar diferentes hechos que marcaron acontecimientos en la historia de cada una de ellas.

¿Qué significa la palabra Pascua?

La palabra Pascua aparece en latín como “pascha”, en el griego πάσχα “páscha” y en el hebreo “pesáh” (Pésaj, en español), señala la Real Academia Española.

Y Pascua significa básicamente “paso” o “salto”.

La Pascua judía

En la antigüedad, la Pascua era una fiesta de pastores en la que se sacrificaba un cordero como ofrenda para pedir fecundidad.

Celebraban el paso del invierno a la primavera, y lo hacían luego de la primera Luna llena de la estación de primavera (en el hemisferio norte).

Luego, pasó a ser una celebración de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.

Sinopharm: médicos denuncian que la vacuna china no inmuniza lo suficiente

Y en la actualidad, los judíos conmemoran la Pascua (Pésaj) como una de sus principales fiestas en la que recuerdan el paso que dio el pueblo hebreo junto con Moisés a través el Mar Rojo.

Celebran una cena familiar llamada Séder (orden en español) repleta de simbolismos, además de rezos.

La Pascua cristiana

Para los cristianos, la Pascua también es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella se celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida.

La Pascua es la celebración en la que los cristianos creen que Jesús resucitó el domingo, tras pasar morir el viernes en la cruz.

Si bien no hay una tradición estricta sobre la comida, las familias cristianas se suelen reunir el domingo y participar en la Misa para conmemorar que Jesús resucitó para salvar al pueblo.

¿En qué coinciden las Pascuas judías con las cristianas?

Existe una relación histórica y religiosa entre la Pascua judía y la cristiana.

Cristo murió el primer día de la fiesta judía, que celebra la liberación, por parte de Dios al pueblo judío, de la esclavitud de Egipto, explica la Agencia Católica de Informaciones Aciprensa.

“La muerte de Jesús cumple la antigua ley hebrea en lo referente al cordero pascual que los judíos comen la noche víspera del 15 de Nisan (el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza con la conmemoración de la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto)”, añade.

Cristo muere el mismo día de la Pascua judía en el que se matan a los corderos.

En ambos casos, se produce un sacrificio y una liberación.

¿Por qué las fechas de la Semana Santa cambia cada año?

Las fechas de las Pascuas cambian todos los años para judíos y para cristianos.

Ambas festividades se rigen por diferentes calendarios, pero están marcadas por eventos astronómicos.

Los judíos comen el cordero pascual la víspera del 15 de Nisan.

Jesús celebró la Última Cena durante la Pascua judía, es decir, el 14 de Nisan; murió en la cruz el 15 de Nisan; y resucitó el domingo siguiente, el 17 de Nisan.

Reina Máxima: por qué tambalea el cuento de hadas de la argentina en Holanda

Pero es muy difícil pasar una fiesta antigua del calendario judío al cristiano, dice Aciprensa.

Los judíos tienen un calendario lunar de 354 días y los cristianos uno solar de 365.

En el Imperio Romano se decretó entonces que la Pascua sería un domingo porque se cree que Jesús resucitó ese día de la semana.

Por eso, se optó por celebrar la Pascua el primer domingo después de la primera Luna llena, posterior a la llegada de la primavera en el hemisferio norte.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los cristianos celebran la Pascua el mismo día. Los ortodoxos, por ejemplo, celebran la Pascua en otra fecha porque siguen el calendario Juliano.

La fecha para celebrar la Pascua, tanto para cristianos como para judíos, varía entre fines de marzo y fines de abril cada año.