En una semana, reportan asesinato de 102 personas

·2  min de lectura

GUANAJUATO, Gto., septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- Esta entidad registró la semana más negra en lo que va de 2022, con 102 personas asesinadas en una diversidad de crímenes registrados en 22 municipios, del 11 al 17 de septiembre pasado, entre los que León sobresale como la ciudad más violenta, con 30 homicidios.

En cinco hechos mataron a 19 personas, entre ellas una niña; tres hombres murieron decapitados, una mujer apareció colgada en un puente, ejecutaron a cuatro vendedoras de cuchillos, acribillaron a un policía, balacearon un centro de rehabilitación para adictos, y privaron de la vida a dos albañiles y a su patrón.

Con base en los reportes diarios de la Fiscalía General del Estado, en esa semana León ocupó el primer lugar, con 30 homicidios, seguido de Irapuato (17), Celaya (13), Romita (6), Silao (5), Salvatierra (4), Villagrán (4), Salamanca (3), Cortazar (3), San Francisco del Rincón (3), Purísima (2) y Yuriria (2).

Otros municipios con eventos fatales son Pénjamo, Juventino Rosas, Tarimoro, Jaral del Progreso, Huanímaro, San Luis de la Paz, Acámbaro, Apaseo el Grande, Uriangato y San Luis de la Paz, cada uno con un homicidio.

Cierre de semana violento

La noche del sábado fueron asesinadas cuatro personas de una misma familia, entre ellas una menor de edad, en un ataque directo por parte de un grupo de hombres armados que entró a su casa y los mató a todos, en el fraccionamiento San Juan de los Durán en Silao.

Casi a la misma hora, en Romita, municipio vecino de Silao, seis personas murieron y tres fueron lesionadas por un grupo delictivo en una casa y tienda de abarrotes ubicada en la comunidad El Escoplo.

También el sábado, pasadas las 23:00 horas, tres hombres fueron asesinados a manos de un comando que irrumpió en el centro de rehabilitación para adictos Espíritu de la Nueva Ilusión, en el municipio de Cortazar.

Una hora antes, un vendedor de elotes fue ejecutado frente al Arco de la Calzada, en la zona de bares del centro de León, cuando cientos de personas se encontraban en la zona.