#SemáforoEconómico: Crisis por COVID dejó más estragos en mujeres, altos niveles de pobreza e informalidad

·4  min de lectura

Los estragos ocasionados por la pandemia del COVID-19 en México fueron profundos, sin embargo, dispares, ya que fueron las mujeres mexicanas las que se vieron más afectadas ante la crisis económica y sanitaria. Los datos de informalidad laboral más recientes publicados por el Inegi son un claro ejemplo de lo anterior.

En el primer trimestre de 2021, el 50.8% de los trabajadores mexicanos ocupados en labores no agropecuarias tuvieron un trabajo informal. Esto quiere decir que más de la mitad de la población ocupada no agropecuaria -alrededor de 22 millones de trabajadores- cuentan con un empleo sin vínculo laboral reconocido, sin prestaciones de ley y en condiciones más vulnerables que un empleo formal.

Lee: Nos obligaron a dejar nuestros trabajos: mujeres luchan con el desempleo que dejó la COVID

En particular la tasa de informalidad laboral (TIL2) en mujeres se ubicó en 53.3% en el primer trimestre de 2021, nivel 2.5 puntos porcentuales por arriba del nivel nacional y 4.4 puntos mayor que la tasa registrada en hombres en el periodo (48.9%).

De acuerdo con México, ¿cómo vamos? este hecho refleja que son las trabajadoras mexicanas las que se enfrentan a una mayor vulnerabilidad en el ámbito laboral.

A nivel estatal esta disparidad se mantiene. En el primer trimestre de 2021, la tasa de informalidad laboral en mujeres es mayor que la de los hombres en 27 de las 32 entidades federativas, y en 17 de los 32 estados las mujeres registraron tasas de informalidad laboral mayores al promedio nacional, mientras que en hombres esta situación se dio en 15 entidades. Lo anterior pone en evidencia que existe una importante brecha de género en cuanto al tema de la informalidad laboral que persiste en nuestro país.

Vale la pena destacar que, el nivel más alto de informalidad laboral registrado para mujeres en el primer trimestre de 2021 se observó en Oaxaca con una tasa de 77.9%, la cual es 8.4 puntos porcentuales mayor a la tasa más alta registrada en hombres (Oaxaca con 69.5%) en el periodo.

Pobreza laboral

Lo mismo ocurre con lo observado en los niveles de pobreza laboral. En el primer trimestre de 2021, de acuerdo con los datos del Coneval, 50.1 millones de mexicanos y mexicanas se encontraron en situación de pobreza laboral, de los cuales 27.1 millones son mujeres y 23 millones hombres. Es decir, por cada hombre en pobreza laboral, hay 1.2 mujeres.

Esto se traduce a que, en total, el 39.4% de la población mexicana se encontró en una situación donde los ingresos laborales de su hogar no son suficientes para adquirir la canasta alimentaria.

La proporción observada en el primer trimestre de 2021 de la población mexicana en pobreza laboral significó una disminución de (-) 1.3 puntos porcentuales respecto al nivel del cuarto trimestre de 2020 de 40.7%, sin embargo, todavía se encontró por arriba del nivel del primer trimestre de 2020 (nivel pre-pandemia) en 3.8 puntos porcentuales. De lo anterior se deduce que aún no se mitiga el impacto que la pandemia ocasionó ya que, a un año de la llegada del COVID-19 hay 5.3 millones de personas más en pobreza laboral en México.

La evolución de la pobreza laboral en el país ha sido dispar para hombres y mujeres, donde son las mexicanas las que se han enfrentado a mayores niveles de pobreza laboral a lo largo de los años. En particular, en el 1T2021, el nivel de pobreza laboral observado en mujeres (41.3%) fue mayor al de los hombres (37.4%) y además se encontró 1.9 puntos porcentuales por encima de la proporción a nivel nacional (39.4%) en el primer trimestre del año.

A nivel estatal las diferencias por género persisten, donde en todas las entidades federativas del país hay más mujeres que hombres en situación de pobreza laboral. A nivel agregado, hay 20% más mujeres que hombres en esta situación. Por entidad federativa la proporción se mantiene en un rango similar que, a nivel nacional, donde hay entre 10 y 20% más mujeres que hombres en pobreza laboral. La única excepción es el caso de Jalisco, en donde la situación se acentúa, ya que hay cerca de 30% más mujeres que hombres que en pobreza laboral.

Ante esta situación dispar, la organización México, ¿cómo vamos? presenta la primera edición de sus #SemáforosEconómicos por género de informalidad y pobreza laboral. La amplia brecha de género que se observa en el desempeño reciente de estas dos variables y el impacto que tuvo la crisis del COVID-19 principalmente en las mujeres del país se puede observar en sus #SemáforosEconómicos.

Con ello, MCV enriquece el análisis de la evolución y recuperación económica a partir del mercado laboral, en concreto con la revisión de la pobreza e informalidad laboral tanto en hombres como en mujeres ya que, el desempeño de estas variables afecta directamente al bienestar de los mexicanos y mexicanas que mediante sus esfuerzos buscan mejorar las condiciones de vida para ellos y sus familias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo #SemáforoEconómico: Crisis por COVID dejó más estragos en mujeres, altos niveles de pobreza e informalidad apareció primero en Animal Político.