"Semáforo rojo provocará una crisis irreversible en restaurantes"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- Ante la implementación del semáforo rojo en la Ciudad de México y el Estado de México, anunciada está mañana, la industria restaurantera indicó que lo ve con profunda preocupación, pues el limitarse sólo a las entregas a domicilio, provocará una crisis irreversible, impactando la economía de miles de familias.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) expuso que esta noticia se realizó sin previo aviso que permitiera a los restaurantes mover o terminar su inventario. Esto provocará pérdidas millonarias ya que su sistema no es suficiente para canalizar sus productos perecederos, principalmente.

"La industria entiende la necesidad de bajar los contagios y hospitalizaciones, por ello, desde que inició la crisis de salud, el sector restaurantero ha sido parte de la solución, implementando estrictas medidas de higiene, por lo que los establecimientos formales son seguros. "Las propias autoridades han expresado que la fuente de contagios radica en las reuniones y fiestas privadas. Este nuevo cierre alienta el incremento de los eventos privados y la venta informal de comida en la calle" indicó la CANIRAC.

Expuso que una encuesta, aplicada por la CANIRAC a empresarios del sector restaurantero reveló que, sin apoyos, casi ocho de cada 10 restaurantes podrían quebrar en las siguientes semanas, debido a la crisis provocada por la pandemia.

Tan solo a final de año calculó que pueden cerrar en todo el país 122 mil restaurantes y perderse 450 mil empleos. En la Ciudad de México y su Zona Metropolitana hasta noviembre, habían cerrado definitivamente 13 mil 500 establecimientos.