Seis residentes de Orlando robaron más de $700,000 a iglesias en Florida, según el FDLE

·2  min de lectura

Seis residentes de Orlando orquestaron un robo de más de $740,000 provenientes de 636 iglesias y escuelas parroquiales en todo el país, incluidas 355 en Florida, según el Departamento para el Cumplimiento de la Ley (FDLE, siglas en inglés).

Autoridades identificaron a los sospechosos como Ionut Raducan, de 33 años; Marius Dumitru, 27; otro Marius Dumitru, 34; Panait Dumitru, 32 años; Catalin Trandafir, 45; y Simona Trandafir, 39. Los señalados enfrentan cargos de extorsión, hurto mayor, posesión ilegal de información de identificación personal y lavado de dinero, dijo Gretl Plessinger, portavoz de FDLE en un comunicado.

Catalin y Simona Trandafir continúan prófugos de la ley. Los otros integrantes del grupo fueron arrestados e ingresados a la cárcel del Condado de Orange, indicó Plessinger.

Los seis ciudadanos rumanos operaban desde Orlando y viajaron para robar más de 1,500 cheques de donaciones de los buzones de correo de las iglesias, a veces robando hasta 85 iglesias en un día, indicaron detectives el miércoles en un informe.

Los sospechosos usaron diferentes seudónimos para depositar los cheques robados en múltiples cuentas bancarias y retirar el dinero antes de que los bancos pudieran marcar los cargos, según un comunicado. Los documentos de arresto no estuvieron disponibles de inmediato.

El grupo usó el dinero para comprar autos, comida y ropa y envió grandes sumas a Rumania a través de transferencias bancarias, dijo Plessinger.

La investigación, denominada “Operativo No Robarás” por el FDLE, comenzó en diciembre después de que oficiales del Departamento de Policía de Cape Coral encontraron 24 iglesias en el condado de Lee que reportaron robos de donaciones, dijo Plessinger. La Oficina del Sheriff del Condado de Orange y el Departamento de Seguridad Nacional también ayudaron en la investigación.

En un comunicado, el comisionado del FDLE, Rick Swearingen, condenó las acciones del grupo.

“Este esfuerzo de baja tecnología pero bien organizado para robar cientos de miles de dólares en donaciones caritativas enviadas por correo, en un momento en que las donaciones pueden haber sido más necesarias, se ha detenido”, dijo Swearingen. “Agradezco el compromiso de nuestros investigadores, analistas, el Departamento de Policía de Cape Coral y la Oficina de Prosecución Estatal por poner a estos criminales tras las rejas”.

*La historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Katie Rice. La traducción al español fue realizada por Ingrid Cotto, reportera de El Sentinel Orlando. Para contactarla escribe a icotto@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.