Seis frutas que se confunden con verduras

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 10 (EL UNIVERSAL).- La botánica divide los alimentos que se obtienen del reino vegetal en dos grandes campos principales, las frutas y las hortalizas.

El uso popular suele asociar una fruta con su uso en la cocina dulce, mientras que a las verduras se les considera ingredientes para platillos salados.

En definición, las frutas son aquellos alimentos que contienen una o varias semillas y que nacen a partir de la fecundación del óvulo de una flor, la cual al madurar, pierde sus pétalos, pistilos y demás elementos característicos para dar paso al fruto.

En el caso de las hortalizas, estas tienen distintas divisiones. El término hace referencia a todos los elementos comestibles de una planta y que no son frutas, es decir, tallos, raíces y hojas, por mencionar algunos.

La palabra "verdura" es utilizada y aceptada como sinónimo de hortaliza; sin embargo, de manera estricta las verduras son aquellas hortalizas en las que predomina el color verde.

Jitomate

Bajo la definición botánica, se trata de una fruta, pues este delicioso ingrediente, en todas sus formas, variedades y tamaños se produce a partir de una flor, además de que contienen gran cantidad de semillas en su interior.

Aunque la preparación más común del jitomate es dentro de platillos salados, puede utilizarse como elemento dulce en mermeladas o pasteles.

Pepino

Esta fruta se confunde fácilmente, pues el color verde nos despista haciendo que pueda parecer una verdura. Además, se asocian las frutas con un sabor dulce, mientras que el pepino tiende a ser neutro y en ocasiones de un ligero amargor, sabores que parecen más familiares en la gama de las hortalizas.

Aguacate

La gastronomía mexicana usa el aguacate como ingrediente estrictamente salado. Para hacer guacamole, salsas o como guarnición en unos buenos tacos. A pesar de la creencia popular, el aguacate es una fruta, debido a que nace después de la polinización de una flor, además de que la semilla en su interior lo hace pertenecer a dicha clasificación.

Por suerte, cada vez se experimenta más con el sabor y las propiedades del aguacate en el mundo dulce, por ello es posible encontrar helados de aguacate, así como pasteles o mousses hechos a partir de esta fruta.

Chiles

El ingrediente favorito de la cocina mexicana es una fruta. Así es, gracias a la maduración de una flor polinizada podemos obtener todo tipo de chiles. La variedad que te imagines, antes fue una flor y ahora es una fruta, así que tal vez sí estás comiendo la cuota necesaria de frutas al día.

Chayote

El chayote crece en una planta trepadora, es completamente verde, de cáscara gruesa y algunas variedades incluso tienen espinas. Este intimidante alimento es en realidad una fruta, pues contiene en su interior una semilla suave que lo hace pertenecer a esta clasificación.

Calabaza

La familia de las cucurbitáceas pertenece a las frutas, aunque de manera estricta el fruto también puede considerarse una baya, ya que la flor no pierde su estructura. La ventaja de este tipo de frutas es que puedes disfrutar de la calabaza y la flor, ya que ambas son comestibles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.